Dormir en la zona de carga de los aviones sin ventanas, ¿el futuro?

[ad_1]

Vuelos

Durante los premios Crystal Cabin de este año 2019 se han descubierto nuevos y curiosos sistemas para viajar.

Hay muchos cambios de los que se está hablando sobre cómo volaremos en el futuro. No hablamos en este caso de velocidad, de vuelos supersónicos o de otras ideas similares, sino en este caso de comodidad y de cómo nos sentaremos o tumbaremos durante el viaje. A la vista de lo que se ha visto en los 2019 Crystal Cabin Awards que se han celebrado en la Aircraft Interiors Expo de Hamburgo, es muy posible que pronto no nos parezca rara la idea de viajar en la zona de carga de los aviones. Con dos ventajas: será más barato y estaremos totalmente aislados para, de una vez por todas, dormir de forma completa.

A los premios se han presentado todo tipo de propuestas que echan un vistazo a cómo viajaremos en el futuro. Algunos de los proyectos no solo han resultado ganadores, sino que ya han recibido financiación para llevarse a cabo por parte de las aerolíneas implicadas. El premio en la categoría de concepto de cabina lo ha obtenido el proyecto que ha presentado Airbus, que apuesta por llevar a los pasajeros a la zona de carga por un precio mucho más ajustado y ofreciendo una experiencia cuanto menos diferente.

No es que estemos sentados entre maletas, sino que habrá camas, a modo de literas, muy elegantes y bien organizadas, que nos permitirán tumbarnos y esperar a que aterricemos. A lo que nos lleva a pensar es a los compartimentos que tienen algunas naves espaciales de películas de ciencia ficción, donde los miembros del equipo descansan o se relajan.

El concepto del cual han partido los diseñadores era conseguir un lugar tranquilo, oscuro y que estuviera totalmente aislado por parte de la habitual forma de viajar en los aviones. No estamos en la zona clásica del avión con sus ventanas que nos permiten ver el cielo, estamos en un lugar apartados que nos puede hacer sentir más tranquilidad y que según los cálculos permitirá dormir mucho mejor. La idea está creada y esperando a que se implemente en vuelos intercontinentales en un plazo de aquí al año 2021, pero de momento lo que se tiene que ver es cómo venderle este concepto a los pasajeros.

Al final y al cabo, es una buena idea, pero demasiado distinta como para que la gente la acepte de inmediato, así que tienen que llegar a un punto en el cual den forma a una forma atractiva de comercializarla. Por ahora creen que es la mejor forma de garantizar que podemos dormir tranquilamente mientras viajamos en clase económica. Pero no hay duda de que necesitan algo más para que esta idea pueda triunfar.

Vía: CNN

[ad_2]

Source link

Deja un comentario