Disfunción eréctil afecta uno de cada diez hombres de entre 20 y 40 años

[ad_1]

La disfunción eréctil afecta a alrededor del 10 por ciento de los hombres de entre 20 y 40 años, y suele vincularse con factores psicológicos y sociales, según Delfina Ramos, psicóloga y sexóloga de Hospital HLA Mediterráneo (Almería).

La especialista detalla que, aunque por encima de los 40 años los factores habituales que explican la disfunción eréctil son orgánicos, como la presión arterial alta, niveles altos de colesterol, enfermedad cardiaca, obesidad, ateroesclerosis o diabetes mellitus, por debajo de esta edad, el origen “suele ser psicológico y estar relacionado con acontecimientos vitales traumáticos, el temor al fracaso o las falsas expectativas”.

“Los tabúes y el pudor hacen que muchos de estos hombres jóvenes no acudan a la consulta de un especialista en urología o de un sexólogo y recurran al consumo de medicamentos que pueden estar contraindicados y poner en riesgo su salud”, detalla.

Para hacer frente a estos problemas, la especialista de HLA Mediterráneo insta a abordar el problema “cuanto antes” para evitar que se cronifique. En este sentido, asegura que la terapia de pareja en combinación con la medicación es la “primera opción de tratamiento, acompañada de un trabajo individual que permita el reaprendizaje de la propia respuesta sexual y reinvente el significado de la intimidad en la pareja

A pesar de los avances de los últimos años, Delfina Ramos reconoce que las disfunciones sexuales a edad temprana siguen siendo un “tabú” para muchas personas, que “incluso tienen dificultades para consultar con un especialista”. “Si supieran que no son los únicos que sufren este problema, la ansiedad que suele ir asociada a este cuadro se reduciría drásticamente”, explica la sexóloga.

Ramos añade que el retraso en la visita al especialista, junto al consumo de medicamentos contra la disyunción eréctil sin consultarlo antes con un profesional, “obstaculiza en algunos casos realizar un adecuado diagnóstico diferencial, pautar la medicación necesaria y conocer si existe algún estado en el que el suministro esté contraindicado”.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario