Aún no ha presentado Rajoy su plan para reactivar al PP tras los malos resultados de las elecciones catalanas y el ascenso imparable de Ciudadanos, pero hoy, cuando el líder popular exponga ante la junta directiva nacional del PP –el máximo órgano del partido entre congresos– habrá todo menos entusiasmo. De lo que los dirigentes populares han conocido del plan, Mariano Rajoy pretende solucionar los problemas del PP con un tour de convenciones a celebrar en toda España, que terminen con una gran convención nacional. Eso y más presencia de los dirigentes del PP en los medios de comunicación, las convenciones y en todos los actos públicos, especialmente de los ministros.

Sin embargo, tanto en el partido como en el Grupo Popular, en espera de escuchar esta mañana a Rajoy, creen que eso no solucionará el problema que tienen, porque lo que se requiere, dicen de forma muy mayoritaria, es “iniciativa política”. Y esa sólo la puede tener el Gobierno, el PP es el partido que apoya al Gobierno, y su papel tiene que ser subsidiario, como ocurre siempre en los partidos que están en el poder. Por eso, el sentir mayoritario en el PP es que “son necesarios cambios en el Gobierno”, de forma que haya más política que gestión, que es lo que ha primado en los gobiernos de Rajoy, dicen entre los dirigentes del PP, principalmente los dirigentes territoriales.

Rajoy planteará un plan de convenciones con mucha presencia de los ministros

Cambios en el Gobierno, pero también en el partido, piden los barones, porque la situación del Gobierno y del PP, que algunos llegan a calificar de “en desmoronamiento”, exige también un secretario general a tiempo completo, no a María Dolores de Cospedal compaginando su trabajo al frente del partido con la presidencia de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Defensa.

Porque el mal momento que vive el PP, tanto por los resultados catalanes como por lo que dicen las encuestas, ha hecho resurgir la lucha entre los dos pesos pesados de Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Una guerra nunca declarada pero que no ha parado en ningún momento, y que como ocurre siempre se ha disparado ante los malos resultados, en busca de culpables en uno u otro lado.

En el PP, incluso en la dirección, hay una conciencia general de que lo que está ocurriendo “no es puntual”, que la amenaza de Ciudadanos “ahora es otra cosa”. Lo que ha decepcionado en el PP es la sensación, que ya transmitió en el comité ejecutivo del día siguiente de las elecciones catalanas, de que Rajoy achaca todos los males a la comunicación, y lo que es peor, que la solución la quiere encontrar en más presencia en los medios de comunicación, cuando a juicio de los dirigentes populares lo que hay que hacer es política, y luego transmitirla.

Hay conciencia general en el PP de que el ascenso de Cs no es puntual, es “otra cosa”

En el entorno de Rajoy recuerdan que el presidente del Gobierno estuvo presente desde el 21 de diciembre hasta el 29, es decir en los días siguiente a las elecciones catalanas, con constantes intervenciones y ruedas de prensa, y centró en el Gobierno la atención política. Pues ahora quiere que los ministros hagan lo mismo: ruedas de prensa, participación en debates, actos públicos y del partido. La pregunta que se hacen en el PP es si los ministros son los más adecuados para recuperar lo que parece haber perdido, en un espacio que parece que va ocupando Ciudadanos, volver a ser “el partido de las clases medias, el que garantiza la estabilidad”. O dicho de otra forma, “seguir siendo la referencia del centro derecha en España”.

Lo que nadie plantea en estos momentos es ningún cambio en el liderazgo del partido. La figura de Rajoy, hasta el final de la legislatura, aseguran, es incuestionable. Eso sí, los cambios en los dos equipos de Rajoy, el que tiene en el partido y el que tiene en el Gobierno, dejan mucho que desear, a juicio de los populares.

Sin embargo Rajoy parece inclinarse por buscar nuevas caras, pero sólo entre los candidatos a las elecciones municipales y autonómicas, que pretende que sean elegidos ya, con tiempo para afrontar los comicios de la primavera del 2019.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.