El líder parlamentario de la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, Alexander Dobrindt, considera que “lo que se le concedió a los escoceses como derecho a la autodeterminación, no se debe interpretar como una postura golpista en el caso catalán”.

En una entrevista con el grupo alemán de medios Funke, el dirigente de la CSU, ala bávara de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside la canciller Angela Merkel y socio en su gobierno de gran coalición, opina que todo el mundo debe tener en Europa el derecho a debatir sobre su identidad.

“Movimientos por la libertad, como en Catalunya, no pueden describirse apodícticamente como ilegítimos. Aunque yo creo que en Europa deberíamos hablar de nuevo más sobre lo que los une que sobre lo que nos separa”, añade.

A su juicio, la UE es una “comunidad de la diversidad” y cuando se prioriza la uniformidad, se crean fuerzas centrífugas. Para Dobrindt, la UE sólo permanecerá unida si se respetan las tradiciones y especificidades de todas sus regiones.

Deja un comentario