La Justicia de la República Democrática del Congo (RDC) dictó 11 cadenas perpetuas contra los acusados en un juicio por la violación de 46 niños, algunos de alrededor de un año, entre 2013 y 2016, informaron hoy medios locales.

Los penados con prisión perpetua son el diputado provincial Fréderic Batumike y 10 miembros de una milicia que actuaba bajo sus órdenes.

Todos ellos fueron encontrados culpables este miércoles de “crímenes contra la humanidad” por las violaciones cometidas, según ha informado este jueves la radio Okapi en su portal digital.

En total había 18 acusados en el proceso, pero solo 11 fueron condenados a la pena máxima contemplada por la ley y aún tienen derecho de apelación. El resto recibieron penas menores de cárcel o fueron absueltos.

Los violaciones tuvieron lugar en la zona de la localidad de Kavumu, en la oriental provincia de Sud Kivu, entre 2013 y 2016. Las víctimas, que tenían entre alrededor de uno y doce años de edad, eran capturados y violados por los miembros de la milicia.

Batumike, jefe del grupo, quedó sin inmunidad por su cargo político después de que fuera acusado del asesinato, en una propiedad suya en marzo de 2016, del defensor de derechos humanos Évariste Kasali. 

Deja un comentario