A las  cuatro de la mañana en el Museo de Lleida comenzaba la, hasta el momento, última entrega sobre los bienes de Sijena. A esa hora, los técnicos del Gobierno de Aragón llegaban para embalar las 44 piezas.

Las reacciones de los diferentes líderes políticos de la comunidad se han sucedido. De “día histórico” lo ha calificado el presidente del Partido Popular en Aragón, Luis María Beamonte. Para él, “se hace justicia con los aragoneses y solo debemos tener motivos de satisfacción”.

Tiempo  habrá, ha explicado, “para analizar otras cuestiones que han concurrido esta semana y las que nos quedan por delante, porque todavía hay mucho patrimonio aragonés fuera de esta comunidad y tenemos que seguir luchando por él”.

El líder de Podemos, Nacho Escartín, se ha mostrado satisfecho con la vuelta: “Los bienes tienen que estar aquí, lo dice el sentido común, patrimonio y las sentencias judiciales”. Sin embargo, ha apuntado, “traerlos con nocturnidad y con la Policía de por  medio no es el  mejor escenario”.

En su opinión, se podía haber llegado a un acuerdo, ya que, “una vez más, se está utilizando este tema de forma irresponsable para el conflicto entre territorios hermanos”. Para Escartín, este es un tema “estrictamente patrimonial y, si se le hubiera quitado presión política en el contexto en el que estamos todo habría sido mucho más fácil y no habría manifestación, ni cargas…” El  155, ha dicho Escartín, “afea bastante la llegada de los bienes”

Deja un comentario