Un conductor ha sido arrestado en Castilleja de la Cuesta (Sevilla) por usar el alcoholímetro para interpretar la marcha de Semana Santa Las tres caídas. Antes del improvisado concierto, el joven, de 27 años, había empotrado su coche con un bolardo, informa el ABC.

Agentes de la Policía Local publicaron una foto en su cuenta de Twitter que reflejaba que el índice de alcohol en la sangre del infractor. Estaba tan borracho que no pudo salir del automóvil por su propio pie. Los agentes debieron insistir para que soplase, con un resultado positivo de 0,81.

Cuando le pidieron que hiciese una segunda prueba, se negó y fue entonces cuando interpretó la marcha del cristo alojado en la capilla de los Marineros, en el barrio sevillano de Triana.

El hombre, natural de Camas, fue detenido por un presunto delito contra la seguridad vial y por unos evidentes síntomas de embriaguez, que lo llevaron a rechazar un segundo soplido.

Cuando un tuitero preguntó a la policía si la noticia que estaba leyendo era verídica, los agentes respondieron: “Como la vida misma… Lamentablemente”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.