Detenido el doctor brasileño sospechoso de deformar los rostros de sus pacientes

[ad_1]

El supuesto doctor brasileño Wesley Murakami, que prometía rostros perfectos, ha sido detenido este viernes sospechoso de deformar la cara de sus pacientes durante los tratamientos estéticos que realizaba.

La Policía también arrestó a la madre del Murakami y a una de sus empleadas, ambas administradoras de la clínica, situada en el municipio de Goiania, en el estado brasileño de Goiás.

Los tres son investigados por crímenes de lesión corporal grave, asociación criminal y aplicación de un producto de origen desconocido o adulterado. Un total de 29 personas –14 en Goiás y 15 en el Distrito Federal– denunciaron a Murakami por deformidades en sus rostros tras los tratamientos. 

A principios de diciembre, el supuesto doctor fue condenado a pagar 24.000 reales (unos 6.200 dólares) de multa a una de sus pacientes por daños materiales, morales y estéticos.

En el marco de la operación, bautizada como ‘Dismorfia’, la Policía también llevó a cabo cinco mandatos de busca y aprehensión. 

Los métodos

Al parecer, Murakami inyectaba a sus pacientes un producto sintético parecido al plástico denominado polimetilmetacrilato (PMMA).

El Consejo Médico de Brasil aconseja el uso del PMMA, considerado muy peligroso y prohibido en algunos países, dentro de los límites prescritos y en casos muy puntuales. 

Uno de los afectados, un dentista de nombre Flávio Roberto Rodrigues, relató a los medios de comunicación cómo en 2016 acudió al consultorio de Murakami. El doctor le inyectó PMMA en la nariz, barbilla y mandíbula, y después tuvo que someterse a una cirugía para eliminar la sustancia. «Sentía dolores insoportables que venían repentinamente», explicó.

El presidente de la Sociedad brasileña de Cirugía Plástica en Goiás, Sérgio Augusto, confirmó que Murakami no tenía título de especialista.

«A pesar de que parece un procedimiento simple, sin riesgo, lo que vemos en los consultorios son complicaciones por culpa de personas que no son especialistas», afirmó.

«Acusaciones injustas»

El abogado de Murakami, André Bueno, alegó que los procedimientos realizados por su cliente «no son quirúrgicos y no necesitan ser registrados en la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica».

«Son acusaciones injustas. Ya tomamos todas las medidas para que el doctor Wesley pueda explicar y demostrar cómo se hizo el procedimiento», dijo el abogado.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario