Los miembros de un equipo de arqueólogos suecos se quedaron perplejos después de haber encontrado unos cráneos destruidos de más de 8.000 años de antigüedad en el sitio arqueológico de Kanaljorden, situado en la parte este central de Suecia, informa Live Science. El hallazgo se realizó en una sepultura datada la Edad de Piedra que contiene restos de al menos once adultos y un niño. Los cráneos se encontraban bajo del agua, ya que el misterioso enterramiento, en vez de estar localizado bajo tierra, estaba en el fondo de un pequeño lago.

Según los investigadores, ninguno de los cráneos conservaba la mandíbula. Mientras dos de ellos estaban atravesados por estacas de madera, otros mostraban indicios de haber recibido “golpes con objetos romos”.

Aparte de los cráneos humanos, los arqueólogos descubrieron también los restos de catorce animales de diferentes especies, entre ellos, osos pardos y jabalís.

El arqueólogo de la Fundación del Patrimonio Cultural de Västeras (Suecia), Fredrik Hallgren, refiriéndose a los extraños traumas presentes en los cráneos, estima que el enterramiento representa “un ejemplo de un complejo ritual”. El investigador reconoce que todavía no pueden saber con exactitud la razón de estos y que deberán seguir estudiando este enigmático enterramiento subacuático para “descifrar el significado de este ritual”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.