EL POLITIKO

SIN CENSURA

Desarticulada una red criminal que robaba en viviendas de Huesca y Catalunya

Guardia Civil y Mossos d’Esquadra han desarticulado una red de delincuentes del este de Europa especializada en el robo de viviendas que operaba entre Huesca y Catalunya, en una operación conjunta que se ha saldado con la detención de once de sus miembros y la investigación de otros cinco.

Los pormenores de la denominada Operación “Basilence-Sprint” (nombre que combina dos de las características de la banda, rapidez y silencio) han sido detalladas hoy en rueda de prensa por responsables de ambos cuerpos policiales y la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz.

Se les imputan 85 robos

A los detenidos se les imputan 85 robos, 47 en localidades de la provincia de Huesca y 38 en poblaciones catalanas, principalmente de Lleida, todos perpetrados en urbanizaciones y chalés que la banda sometía a una estrecha vigilancia previa para asegurarse del mejor momento para actuar.

Las investigaciones conjuntas se iniciaron el año pasado, tras conocer ambos cuerpos policiales que una misma red de delincuentes podría ser la responsable de los distintos robos cometidos en Aragón y Catalunya.

La red quedó totalmente desarticulada el pasado 5 de abril, tras cuatro registros domiciliarios llevados a cabo entre Lleida (3) y Reus (1) que se saldó con la detención de once miembros de la red, entre ellos los cuatro albaneses que estaban al frente de la banda, y la investigación de otros cinco.

En dichos registros, los investigadores se incautaron de joyas, dinero en metálico (2.500 euros), más de un kilogramo de cocaína, herramientas utilizadas en los robos y doce vehículos de alta gama, también sustraídos.

Los investigadores se incautaron de joyas, dinero en metálico y cocaína Los investigadores se incautaron de joyas, dinero en metálico y cocaína

Banda estructurada en dos grupos de acción

Según ha explicado el jefe de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca, Gerardo Suárez, la banda estaba “perfectamente” estructurada en dos grupos de acción, uno logístico que proporcionaba pisos y herramientas y otro operativo integrado por los autores de los asaltos.

Suárez ha detallado que los integrantes de los equipos dedicados a robar en chalés y urbanizaciones rotaban de forma frecuente para dificultar la investigación policial, y disponían de una gran capacidad operativa gracias al apoyo logístico que les ofrecía la red.

Una capacidad operativa, además, que les permitía llevar a cabo hasta cinco robos diarios entre las comarcas altoaragonesas del Bajo Cinca, Sobrarbe y Hoya de Huesca y Catalunya, y hasta repetir los asaltos a propietarios de inmuebles ya afectados.

Para facilitar la comisión de los delitos y el movimiento de los distintos grupos operativos de delincuentes, la organización disponía de un piso franco en Lleida y proporcionaba a sus integrantes documentación falsa que les permitía moverse con facilidad por el territorio europeo Schengen.

El material robado, según ha explicado el responsable policial, era vendido rápidamente y sacado del país, al igual que las cantidades de dinero que obtenía la red por estas ventas ilegales.

El equipo conjunto de investigación constituido en julio del año pasado obtuvo el apoyo de la Europol y de la policía albanesa para identificar a los integrantes de la red, algunos con antecedentes en Italia y Grecia por robos con fuerza, pertenencia a banda criminal, falsificación y, en uno de los casos, por homicidio.

Asentados en la provincia de Lleida

Los investigadores pudieron constatar que la red se había asentado en la provincia de Lleida y que disponía de infraestructura en otras zonas del país para facilitar la actividad delictiva de sus miembros.

El jefe del Área de Investigación Criminal de la Región Policial de Poniente de los Mossos d’Esquadra, Jordi Salvia, ha destacado la especial peligrosidad de los miembros de la banda, que no dudaron en agredir con violencia al propietario de una vivienda que les sorprendió en el interior.

Además, en caso de ser avistados cuando huían, tampoco dudaban en arremeter contra las patrullas policiales que trataban de darles el alto.

En total han sido detenidos 9 hombres y 2 mujeres procedentes de Albania, Rumanía, España y Turquía, e investigados 5 varones de nacionalidad albanesa y rumana, todos encausados por presuntos delitos de robo con fuerza, robo de vehículos, falsedad en documento público y tráfico de drogas.

Tras prestar declaración ante la juez de Monzón que dirige las investigaciones, ingresaron en prisión sin fianza los cuatro cabecillas albaneses de la red y otro de los integrantes del grupo, y fueron puestos en libertad con cargos el resto de detenidos.

El jefe de la Policía Judicial de la Guardia Civil en Huesca ha destacado que la operación sigue abierta a fin de tratar de determinar el volumen económico de todo lo sustraído.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Huesca ha destacado que la operación policial llevada a cabo es “la más importante” de las desarrolladas por la Guardia Civil en la provincia a lo largo de los últimos años.

Podían efectuar hasta cinco robos diarios entre las comarcas altoaragonesas

En total han sido detenidos 9 hombres y 2 mujeres En total han sido detenidos 9 hombres y 2 mujeres (Mossos d’Esquadra)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.