Los equipos de rescate están buscando a uno de los hombres más ricos de Alemania tras haber desaparecido mientras esquiaba fuera pistas en los Alpes suizos el pasado sábado. Pero el heredero de la cadena de supermercados Tangelmann, Karl-Erivan Haub, tiene “una posibilidad mínima” de ser rescatado porque ya han pasado cuatro días desde que no regresó de la excursión.

El esquiador experimentado, de 58 años, fue visto por última vez el sábado, saliendo del teleférico de la estación de esquí de Klein Matterhorn, en el cantón suizo de Valais, cerca de la frontera con Italia.

El multimillonario ha dirigido el grupo Tengelmann desde el año 2000

El multimillonario, cuya familia es una de las más ricas de Alemania, ha dirigido el grupo Tengelmann desde el año 2000. La compañía es propietaria de la cadena de mejoras para el hogar OBI y de la tienda de descuento KiK.

“Ciertamente, hay posibilidades justificadas (de hallar a una persona desaparecida) en los primeros dos o tres días”, dijo en una conferencia de prensa el médico Axel Mann, quien lidera los esfuerzos de rescate médico en el operador de helicópteros Air Zermatt. “Actualmente todavía vemos una posibilidad mínima”.

Tuvimos que concluir que, desafortunadamente, podría estar en cualquier parte”

Anjan Truffer

Jefe del equipo de rescate en el centro turístico suizo de Zermatt

Anjan Truffer, jefe del equipo de rescate en el centro turístico suizo de Zermatt, reconoció que no saben dónde podría estar: “Tuvimos que concluir que, desafortunadamente, podría estar en cualquier parte”. Según el punto de partida de Haub, este podría haberse dirigido en una dirección desconocida hacia un área de 240 kilómetros cuadrados de montañas y glaciares.

Las autoridades dijeron que 23 equipos de rescate y dos helicópteros fueron desplegados a ambos lados de la frontera suizo-italiana, de un máximo de despliegue posible de 60 rescatadores y tres patrullas de helicópteros.

El diario alemán de negocios Handelsblatt publicó una carta que el hermano de Haub, Christian, había dirigido a los empleados de Tengelmann diciendo que la familia no había perdido las esperanzas y refiriéndose a su hermano como un esquiador y montañero experimentado.

Según la prensa, los herederos del imperio Tengelmann se encuentran entre las 100 familias más ricas del mundo. Karl-Erivan Haub es la quinta generación de la familia que dirige el negocio que se fundó en 1867 como importador de café y té. Los activos de la familia se valoraron en 3.500 millones de euros en 2014. El padre de Karl-Erivan, Erivan Haub, murió el mes pasado en su rancho de los Estados Unidos. La revista Forbes estimó su fortuna en 6.400 millones de dólares.

Los activos de la familia se valoraron en 3.500 millones de euros en 2014.

Deja un comentario