El deporte es mucho más que actividad física. Jugando y haciendo ejercicio nos relacionamos con otras personas, aprendemos a trabajar en equipo y compartimos valores como el esfuerzo, la humildad y el compañerismo.

El deporte es una herramienta capaz de transformar nuestra sociedad y nuestro entorno. Además de ser una actividad saludable, nos hace crecer como personas y es una forma de luchar contra la discriminación y la exclusión social.

En las zonas afectadas por la pobreza y los conflictos, el deporte trae esperanza: sirve para que las personas más desfavorecidas olviden por un momento sus dificultades y se sientan libres de imaginar un futuro mejor.

Un día para celebrar el deporte

Conscientes de la importancia del deporte como elemento transformador, la Organización de Naciones Unidas (ONU) creó el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, que se celebra cada año el 6 de abril.

El objetivo de esta jornada es concienciar sobre la importancia del deporte a la hora de promover los derechos humanos e impulsar el desarrollo económico y social en los contextos más vulnerables.

Por otro lado, el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo también sirve para dar a conocer proyectos e iniciativas que utilizan el deporte para mejorar la vida de millones de personas en todo el mundo, sobre todo niños y niñas afectados por la pobreza, la violencia y las guerras.

En todo el mundo existen un millar de organizaciones dedicadas al deporte para el desarrollo. Estas asociaciones trabajan en áreas como la educación, la salud, la inclusión social o la paz y lo hacen a través de actividades que transmiten los valores deportivos.

La misión de la Fundación Barça

Desde hace más de 20 años, la Fundación Barça lleva a cabo distintos proyectos en todo el mundo para mejorar las condiciones de vida de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

En total, más de un millón de niños y niñas de países de Europa, América, África y Asia han participado en los programas de la Fundación Barça, que este año fue nombrada Fundación del Año en los premios Peace&Sports.

Los responsables de la Fundación trabajan siguiendo diferentes líneas de acción: la prevención de la violencia, reforzar el acceso a la educación y promover la inclusión social para construir un mundo más justo, además de concienciar y sensibilizar sobre la importancia del deporte para transformar la sociedad.

Estos objetivos se consiguen a través de iniciativas como la metodología FutbolNet, que utiliza el fútbol y la actividad física para fomentar valores positivos como la amistad y la solidaridad.

La Fundación también ha lanzado campañas para prevenir el bullying y dar apoyo a menores hospitalizados, además de colaborar con UNICEF para ayudar a los niños refugiados y a sus familias.

Todo con un denominador común: el deporte para luchar contra las desigualdades y cambiar el mundo.

Infórmate de todo en Junior Report | Castellano | Català | English

Deja un comentario