La Plataforma Ciudadana contra el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Archidona (Málaga) ha informado de que se han producido incidentes entre los migrantes encerrados en esta cárcel y los agentes de policía que les custodian, miembros de las Unidades de Intervención Policial (UIP), es decir, atidisturbios.

El portavoz de la plataforma, Daniel Machuca, ha informado a Europa Press de que hay familiares de internos que han podido hablar con ellos y que señalan que a la hora de comer, “ante la reducción progresiva de la comida y la inminente deportación de muchos de ellos, las personas recluidas en la prisión parece que se han puesto nerviosas y han iniciado un motín“.

Así, miembros de la plataforma que permanecen fuera de las instalaciones han señalado que se han escuchado gritos y se ha visto una columna de humo, además de que han entrado cinco furgones de antidisturbios y se ha desalojado a trabajadores, “quedando sólo la Policía en el interior”.

El lunes comenzaron las expulsiones de los casi 600 argelinos que llegaron hace más de un mes en una oleada de pateras a las costas de Murcia. Según ha asegurado la mima plataforma, al menos un centenar de los 577 internados ya ha salido de las instalaciones tras serles notificado el procedimiento de expulsión del país.

El colectivo ha ofrecido una rueda de prensa en la puerta de la cárcel -que aún no tiene actividad penitenciaria- para denunciar las graves irregularidades en el internamiento de estas personas y durante el tiempo en el que han estado recluidas en estas instalaciones.

Machuca, ha explicado que el pasado lunes comenzaron a efectuarse las expulsiones de los inmigrantes, con el traslado de un primer autobús con 40 internos a Almería, desde donde se dirigirían a Argelia.

La plataforma y otras organizaciones han denunciado, entre otras irregularidades, que no se ha comprobado si entre los internos hay algún menor de edad, en cuyo caso, la tutela recaería sobre la Junta de Andalucía y no podría ser expulsado. Los activistas denuncian que hay al menos tres menos extranjeros no acompañados (MENAS) en este centro penitenciario. Público pudo confirmar la presencia de al menos uno, pese a que Interior lo ha negado.

El Gobierno insiste en que cumple las normal

Por su parte, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha garantizado este miércoles que se está cumpliendo la normativa que rige en cualquier Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en relación a la salida de algunos de los internados en el centro penitenciario. Se cumple, asegura, porque aunque el centro sea una cárcel, “nunca ha funcionado para otro fin que no sea un CIE”, ya que su puesta en funcionamiento estaba prevista para enero de 2018. 

El delegado del Gobierno ha pedido prudencia a la hora de hacer declaraciones y se ha remitido al informe de la Fiscalía que aseguró que en dicho centro “se cumplen todas las garantías y los derechos hacia los inmigrantes” y también se constata que “no hay deficiencias en los servicios prestados”. “En ningún caso se ha aplicado un régimen que no sea el de un CIE” en la cárcel de Archidona, ha apostillado Sanz.

Asimismo, ha recordado que el juzgado de Archidona archivó una denuncia por detención ilegal de los inmigrantes porque se contaba con resoluciones judiciales que avalaban la decisión del gobierno de internar a los inmigrantes en dicho centro penitenciario.

Deja un comentario