El portavoz de Demòcrates y diputado electo por ERC, Toni Castellà, ha propuesto este lunes que los cuatro consellers cesados que están en Bélgica renuncien al acta de diputado y “automáticamente” se les garantice un puesto en el próximo Govern.

En rueda de prensa tras reunirse la Comisión Delegada del Comité Nacional del partido, ha explicado que esta cuatro renuncias -no contemplan la del presidente cesado, Carles Puigdemont- permitirían al independentismo garantizarse “recuperar el control del Parlament”.

Demòcrates no contempla la renuncia de Puigdemont pero la de los otros cuatro exconsellers permitirían al independentismo garantizarse “recuperar el control del Parlament”

Demòcrates propone que el próximo Govern esté formado por exactamente los mismos integrantes que fueron cesados cuando aplicó el artículo 155, y avalan que Puigdemont lo vuelva a liderar y que Oriol Junqueras repita como vicepresidente.

Castellà también ha interpelado a los comunes y ha aseverado que “no valen equidistancias” en “la recuperación del Parlament” y ha advertido: “O se da apoyo a fuerzas democráticas o a los que aplicaron el 155”. ”No podemos dejar la cámara en manos del PP y del presidente Rajoy”, ha señalado el dirigente, que ha argumentado que un eventual pacto con los comunes permitiría a la formación liderada por Xavier Domènech obtener representación en la Mesa.

Castellà interpela a los comunes y ha aseverado que “no valen equidistancias” en “la recuperación del Parlament”

Demòcrates ha tachado de “grave irresponsabilidad” el hecho de plantear un boicot a la sesión constitutiva del Parlament el próximo 17 de enero por parte de las fuerzas independentistas para “buscar una reacción de Madrid”.

Así, consideran que esta estrategia supondría “seguir con la política del lirio en la mano”, por lo que han sostenido que el independentismo tiene una mayoría de 70 diputados que “tiene que ser ejercida para recuperar el Parlament”.

En este sentido, han apuntado que el único nombre sobre la mesa para presidir la cámara catalana es el de la actual presidenta, Carme Forcadell, una decisión que se enmarca “en la misma filosofía de restituir al Govern”, aunque han admitido que si ésta renunciase “se abriría un proceso de negociación entre las fuerzas políticas que apoyan a la República”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.