Un importante miembro de la Yakuza japonesa buscado durante 15 años por un homicidio fue atrapado este miércoles en Tailandia. El criminal perteneciente a la mafia nipona fue identificado como Shigeharu Shirai, de 74 años, y fue arrestado gracias a unas fotos de sus tatuajes publicadas por un usuario de Facebook, informa el diario digital Thai PBS.

Según las autoridades, el hombre era integrante de Yamaguchi-gumi, la mayor organización criminal de Japón, y participó en el asesinato de un líder mafioso rival en 2003.

Se desvanece sin dejar rastro

En 2005, Shirai habría huido a Tailandia y desde entonces la Interpol lo estaba buscando. Los investigadores no lograban dar con su paradero debido a que el criminal había estado cambiando de domicilio de manera frecuente.

El fugitivo, quien en ese transcurso de tiempo se había casado con una tailandesa, finalmente se quedó sin dinero y se vio obligado a vivir en un parque público de la provincia de Lopburi, donde el 8 de agosto último fue fotografiado por un transeúnte.

Tatuajes delatores

En las imágenes se apreciaban los intrincados tatuajes que cubrían la mayor parte del torso y los brazos de Shirai. Tras ser compartidas en la Red, las imágenes se volvieron virales y llamaron la atención de la Policía japonesa, que se puso en contacto con las autoridades tailandesas para detener al prófugo.

Al arrestar a Shirai, los agentes notaron que el mafioso presenta una amputación del dedo meñique de su mano izquierda, lo cual confirma su pasado vinculado al mundo criminal japonés, donde este tipo de cercenamiento se suele aplicar como castigo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.