El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha rechazado este domingo cualquier responsabilidad del Gobierno en el caos que se ha producido en la AP-6 y  que ha mantenido retenidas a miles de personas en la carretera durante la noche.

En  una entrevista en la Cadena Ser, ha culpado a la empresa concesionaria de la autopista, Iberpistas (propiedad de Abertis): “La concesionaria tiene la responsabilidad de la gestión y el Ministerio ha estado trabajando toda la noche”. Según su explicación, la empresa concesionaria es la que decide a las 17 del sábado junto a la DGT que se debe prohibir el tráfico hasta las 19 para llevar a cabo la tarea de limpieza y reanuda el tráfico. La primera constatación de bloqueo se produce en torno a las 20.45. Los atascos que se producen impiden el uso de quitanieves son “fruto de los cortes de carretera” cuando se considera que “está limpia”: “El problema fundamental ha sido primero la intensa nevada que hacía que tras pasar la máquina quitanieves enseguida se produjera de nuevo un problema de circulación. Como consecuencia de los bloqueos, ha habido incapacidad para acceder a las zonas donde se podía llevar a cabo esa limpieza y eso ha generado una retención”.

El ministro ha negado la existencia de problemas en otras carreteras y falta de previsión, pese a que también hubo  cortes de carreteras en la NA-2011 y la NA-2012 en Navarra, y restricciones en distintos puntos de la geografía española: “El único punto donde se ha producido un problema de relieve ha sido la AP-6”. Instantes después, ha matizado: “En el resto de carreteras de titularidad estatal ha habido problemas, pero se han ido resolviendo a base de poner en marcha esos medios que tenemos”. Según su explicación, el Ministerio ha tomado “las medidas habituales” para atender las carreteras, infraestructuras ferroviarias y los sistemas aeroportuarios. En cuanto a la falta de información que lamentan los afectados, ha señalado que se utilizaron “los medios habituales”.

Ha anunciado que se abrirá un expediente informativo a Iberpistas para “hacer una valoración” de lo ocurrido, tras lo cual comparecerá en el Congreso,  como había solicitado el PSOE. “Los partidos de la oposición pueden tomar las decisiones que quieran tomar y la nuestra va a ser comparecer para dar explicaciones con absoluta transparencia una vez tengamos la información de Iberpistas”. En este punto, ha remarcado que el Gobierno es titular “de la infraestuctura” y no “de la gestión”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.