Cultura sube un 9,7%, la partida más generosa tras los recortes del PP

[ad_1]

Como se adelantó en el último Consejo de Ministros, la Partida de los Presupuestos Generales del Estado para Cultura sube un 9,7% respecto al año pasado, y recoge la reducción pendiente del  IVA del ebook y de la prensa digital -de un 21% a un 4%-. El Gobierno de Sánchez destinará un total de 953 millones a una cartera acostumbrada a las rebajas, aunque la cifra aún queda lejos de los 1.284 millones invertidos en 2009 (la mayor de las últimas dos décadas).

Desde su llegada al gobierno en 2011, el PP apretó un poco más cada año el cinturón de la Cultura con importantes bajadas. La más delicada se registró en 2013, cuando el presupuesto pasó de 942 millones a 722, una bajada del 23%.

Aunque el año pasado los populares aumentaron por primera vez en seis años el presupuesto de Cultura y Deporte en un 4,4%, era una cantidad a repartir todavía con Educación. Con la restitución de una cartera exclusiva por parte del gobierno socialista, las partidas de Cultura en general se han visto beneficiadas y casi todas suben. 

A diferencia del año pasado, la principal subida en términos económicos se enmarca en la partida destinada al  cine, que recibe 100,3 millones, un 17% más. Sin embargo, la más beneficiada del documento es fomento de las actividades culturales, que ha subido un 37,7% pasando a recibir 19,5 millones. 

Esta partida fue una de las castigadas por el anterior gobierno, ya que los de Rajoy dejaron sin gastar la mitad del presupuesto para promoción cultural desde 2012. 

Por último,  museos  y   exposiciones  son otros de los «agraciados» de este año, protagonizando un 13% y un 2% de subida respectivamente. El Museo del Prado recibe 59 millones, 10 más que en el ejercicio anterior; el Reina Sofía, 41, 5, que se traduce en 2 más respecto a 2018 y el Thyssen ha aumentado de 5,6 a 7,5 millones. Ha nivel autonómico, es el Museo Nacional de Arte de Catalunya el que percibe casi la totalidad de la partida destinada a comunidades. 

Sin embargo, en lo que respecta a las exposiciones, se ha recortado en gastos de personal, un apartado que tampoco destacaba por contar con el cuidado suficiente. De hecho, en 2018 la precariedad laboral provocó que  30 trabajadores de los seis museos de la Comunidad de Madrid fueran despedidos tras el cambio de la empresa gestora. Y, también, el cierre durante el mes de julio del Museo Arqueológico de Sevilla por falta de vigilantes, un síntoma que según los trabajadores lleva manifestándose a lo largo del año con la suspensión de algunas salas concretas.

Cultura recibe la mayor partida desde 2012

En el otro extremo de la balanza se encuentra la literatura: una de las partidas más castigada de estos presupuestos. La promoción del libro y publicaciones culturales cae un 2,2%, pasando de 8,2 millones en 2018 a 7,9. Recordemos que hace dos años, de la mano de los presupuestos, se presentó el Plan de Fomento a la lectura 2017-2020, que buscaba captar un 40% más de lectores con un presupuesto diez veces menor que el de cine.

Mientras que la promoción de los libros cae, las bibliotecas disfrutan de una notable subida de 47 millones a 50. De la misma forma, archivos sube moderadamente algo menos de un millón respecto a 2018. 

Música y danza sube un 1% mientras que el teatro asciende un punto y medio más, hasta el 2,5%. No obstante, aunque los tablados acumulando dos años seguidos de pequeñas subidas, en 2017 sufrió una bajada del 5,4% y, por lo tanto, sigue sin estabilizarse su situación.

Por otro lado, donde no hay demasiado que celebrar es en la conservación y restauración de bienes culturales. Se trata de la parda más afectada, ya que desciende un 22% con respecto al año anterior mientras, por ejemplo, se destinan los 100.000 euros destinados a familias e instituciones sin fines de lucro como el obispado de Tenerife para la restauración de la Catedral de La Laguna.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario