El próximo 4 de abril empieza el período de presentación de la declaración de la renta. Este trámite puede convertirse en un dolor de cabeza para algunos y en ocasiones surgen dudas como: ¿Cuáles son sus novedades? o ¿Es mejor realizarla solo o con un asesor?

“Generalmente hoy en día, como la renta no tiene grandes cosas, ya que la realiza la propia delegación de hacienda, no habría problema para hacerla solos. Si es una renta más compleja, con compra venta de inmuebles o acciones de bolsa, es recomendable hacerla con un asesor”, explica Josep Patau, profesor del Grado en Administración de Empresas y Gestión de la Innovación del TecnoCampus.

“Como novedad para esta campaña se ofrece a los contribuyentes la posibilidad de acceder a sus datos fiscales y al resumen del borrador de declaración a través de una aplicación para dispositivos móviles previo registro en la misma, utilizando el sistema Cl@ve PIN o el número de referencia”, expone el experto.

Portada app renta 2017 Portada app renta 2017 (LV)

Otra de las novedades es el Plan Le Llamamos. El servicio comenzó como prueba piloto el año pasado y se verá reforzado en esta campaña. El usuario podrá concertar hora y día con la Agencia Tributaria y que un trabajador le llame para realizar el trámite por vía telefónica. El servicio está dirigido sobre todo a las declaraciones más complejas.

El proceso de formación de un empleado no tributará. “La formación recibida por los trabajadores tampoco tendrá la consideración de renta del trabajo en especie para estos últimos, aunque sea un tercero el que, por las razones apuntadas, financie la realización de tales estudios”, apunta Patau.

Si el contribuyente ha obtenido la devolución de lo que había pagado de más por una hipoteca que tenga una cláusula suelo abusiva, no tiene que declarar este importe en la renta ni pagará el IRPF. “Se mantiene el tratamiento fiscal para las devoluciones derivadas de acuerdos celebrados con entidades financieras, en efectivo o a través de otras medidas de compensación, junto con sus correspondientes intereses indemnizatorios”, explica el profesor.

Sí que habrán repercusiones fiscales para personas que en ejercicios anteriores de la renta desgravaron cantidades que tendrían que haber sido menores y que ahora tendrán que regularizar.

Un cartel que anuncia la campaña de la renta, en una imagen de archivo Un cartel que anuncia la campaña de la renta, en una imagen de archivo (Ana Jiménez)

Otra novedad importante se encuentra en casos de mandamiento judicial de la guardia y custodia de un menor. Por ejemplo, en casos de maltrato, la persona que no tenga la guardia y custodia del menor no podrá incorporarlo en la declaración, en cambio, sí que podrá hacerlo quien la obtenga. “De esta manera se da respuesta a múltiples situaciones existentes en la actualidad en que, por violencia de género o cualquier otro motivo,un juez atribuye la guarda y custodia de un menor a un tercero, permitiéndose en estos casos que, por razones de justicia tributaria y adecuación del gravamen a la capacidad económica del contribuyente, este último tenga derecho al mínimo por descendientes respecto de tal menor”, explica.

Deja un comentario