El PP de Catalunya buscaba la posibilidad de configurar un grupo parlamentario propio en el Parlament y no quedar relegado al Grupo Mixto, como consecuencia de los pobres resultados electorales que cosechó el pasado 21-D. El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, así lo ha confirmado este mismo jueves en declaraciones a Catalunya Radio, pero la formación encabezada por Xavier García Albiol lo tiene complicado ante la negativa primero del PSC y luego de Cs.

La líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, ha señalado este jueves en rueda de prensa en el Parlament que su partido hará todo lo que pueda para que el PP tenga la misma capacidad de iniciativa y de intervención que el resto de grupos parlamentarios de la cámara, pero ha señalado claramente que la solución para los populares pasa por el subgrupo parlamentario dentro del Mixto, no por la cesión de un escaño, tal y como pretenden los populares.

De hecho, a la reclamación de Millo se había unido la del coordinador general del PP, que había reclamado “generosidad” al partido de Arrimada recordándole la cesión que en su día hicieron los populares en la Mesa del Congreso de los Diputados. Pero la líder de la formación naranja en Catalunya ha recordado que el subgrupo parlamentario contempla que el PP pueda disponer de toda la capacidad de iniciativa y de tiempos de intervención que el resto de grupos de la cámara.

La solución a la que apunta Arrimadas ya fue adelantada por el líder de Cs, Albert Rivera, el pasado 29 de diciembre, cuando recordó al PP que Ciutadans ya utilizó cuando se vio abocada a compartir el Grupo Mixto con Solidaritat Catalana per la Independència (SI), el partido del expresidente del Baça, Joan Laporta.

El número mínimo de diputados para poder constituir grupo parlamentario es de 5, de manera que la cifra obtenida por el PP le imposibilitará la opción de poder formarlo. De hecho, la formación de Albiol recuperó a última hora el cuarto diputado a costa de Ciutadans, en Tarragona, como consecuencia del voto exterior que se realizó al día siguiente de la celebración de los comicios.

Antes de las palabras de Arrimadas, el PPC ya lo habría probado con el PSC. Los populares ya habrían explorado “de manera informal” la posibilidad de que los de Iceta les cediesen uno de los 17 escaños que obtuvo en los comicios catalanes. Pero los socialistas “no estamos por la labor” porque “lo más normal” es que la solicitud se dirija “a quienes les han quitado más votos en las pasadas elecciones”, en referencia a Ciutadans, y con quienes más “comparten” desde un punto de vista programático.

Antes de conocer también la visión de Arrimadas, Ciutadans aseguraró a La Vanguardia que la formación de Albiol no se ha puesto en contacto con ellos para explorar la cesión de uno de los 36 diputados que obtuvo la ganadora de los comicios el 21-D.

En su artículo 30, el Reglamento del Parlament establece que en el Grupo Mixto pueden constituirse subgrupos parlamentarios, integrados por un mínimo de tres diputados pertenecientes a un mismo partido, federación o coalición electoral, con el fin de “facilitar la ordenación del trabajo y los trámites parlamentarios”. Así, “si todos los miembros del Grupo Mixto están adscritos a subgrupos parlamentarios, un representante de cada subgrupo puede asistir, con voz y voto, a las reuniones de la Junta de Portavoces”, y los subgrupos parlamentarios pueden ejercer “las iniciativas legislativas y suscribir los procedimientos parlamentarios que puede presentar un grupo parlamentario”.

En el caso del Parlament que debe constituirse el próximo 17 de enero, la CUP también obtuvo cuatro diputados, de manera que también compartiría con el PPC el Grupo Mixto. También está previsto que los cuperos se configuren en subgrupo parlamentario, a no ser que reclamen también un diputado a ERC, algo que no está previsto de momento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.