Philippe Coutinho vive una de las temporadas más extrañas de su carrera. Llegó en enero a un Barça necesitado de talento en la construcción y en la finalización, pero su participación venía condicionada, no podría participar en la Champions League. Tras una adaptación en tiempo récord, ante el Valencia fue el principal insumiso contra la situación anímica que aquejaba al Barça. Valverde ya tiene a un nuevo líder en su vestuario.

Justo cuando Iniesta coquetea con anunciar su retiro del Barça, Coutinho comienza a mostrarse con uno los principales faros del futuro azulgrana. Dotado de un talento natural para el disparo, la conducción y el pase, la duda fundamental a su llegada a can Barça nacía de su capacidad para mezclar con Messi. Cuatro meses después ambos han conseguido coexistir con fantásticos resultados.

FC Barcelona

Sus números demuestran que el Barça no sé equivocó con su fichaje

Durante sus primeros meses ha dejado varias muestras de su talento de forma puntual. El decisivo gol en las semifinales de Copa del Rey ante el Valencia fue el primer paso para asentarse en el once. Después llegaría el gol al Girona y más tarde al Athletic, ambos de bella factura. Los detalles se fueron convirtiendo en actuaciones globales de mérito hasta hacerse imprescindible para Valverde.

Sus números demuestran que el Barça no sé equivocó con su fichaje. El brasileño ha sido capaz de ver portería con facilidad, lleva tres tantos, pero también de encontrar el desmarque del rival para regalar cinco goles a sus compañeros. Su adaptación al juego azulgrana es cada día mayor y eso lo demuestran partidos como el del Valencia, en el que desatascó a un Barça compungido con dos asistencias.

Philippe Coutinho, durante el partido ante el Valencia Philippe Coutinho, durante el partido ante el Valencia (Alex Caparros / Getty)

Necesitaba el equipo azulgrana de futbolistas vírgenes mentalmente para afrontar un duelo de tanta trascendencia. Y el brasileño, al que el Barça ya echó de menos en Roma, asumió esa responsabilidad que todavía no le corresponde para liderar al equipo, para levantarlo de la depresión europea y dirigirlo hacia una recuperación en tiempo récord.

Pero si en la construcción es decisivo, su papel también ha ido creciendo en la recuperación a medida que ha sumado partidos con la camiseta azulgrana. Según Mundo Deportivo, el brasileño recuperó un total de siete balones en el encuentro ante el Valencia, uno menos que Sergi Roberto, el mejor del equipo en esta estadística.

Barça

Ante el Sevilla podría sumar su primer título con el Barça

Tras ver que su exequipo, el Liverpool, se metía en las semifinales de la Champions y que el suyo propio quedaba apeado, Coutinho fue capaz de dar un paso adelante para demostrar que quiere ser referente de este Barça. Por lo pronto, este próximo fin de semana tendrá la oportunidad de sumar su primer título en la final de Copa del Rey ante el Sevilla. Una nueva ocasión para que siga evidenciando que ha entrado en escena para quedarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.