La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha centrado parte de su discurso de la Pascua Militar en los denominados “ciberataques” y bots rusos, contra los que ha señalado la urgencia de “luchar para asegurar la erradicación de cualquier uso delictivo del ciberespacio”.

No es la primera ocasión en la que María Dolores de Cospedal habla en estos términos. La estrategia de seguridad nacional del PP incluirá a partir de ahora un apartado para hacer frente a las   fake news y el Gobierno pretende citar a editores de prensa en la comisión de Defensa del Congreso para que la desinformación no contamine procesos electorales, especialmente en Catalunya. Todo, a propósito de unas supuestas injerencias rusas en forma de tuits o noticias sin contrastar que según algunos diarios tendrían detrás al Kremlin.

“Estamos inmersos en la consolidación de un nuevo escenario en el que las noticias falsas son cada vez más frecuentes. Debemos terminar con cualquier tipo de manipulación de la opinión pública a través de informaciones construidas para complacer ciertos intereses”, ha afirmado durante su intervención en la Pascua Militar. En ese sentido, la ministra ha instado a “mejorar la labor conjunta y coordinada de los servicios de inteligencia” y reforzar los mecanismos esenciales para la seguridad colectiva y la estabilidad internacional. 

Cospedal ha hecho un balance del año 2017 mostrando “su disposición a elevar al máximo nivel de preocupación estratégica la llamada guerra de la desinformación que ha tenido sus episodios más destacados en las últimas elecciones estadounidenses, el referéndum del Brexit o la crisis de Catalunya”. 

Después de advertir de la supuesta amenaza “que las campañas de injerencia y desinformación suponen para la Defensa Nacional y para el propio ciudadano”, la titular de Defensa ha calificado las redes sociales e Internet en su conjunto como “un nuevo campo de batalla”: “Estamos en disposición de comenzar a ejecutar un nuevo ciclo que asegure nuestras capacidades y compromisos con la defensa nacional e internacional” .

“Orgullo” por el trabajo de las Fuerzas Armadas

Durante su discurso en la Pascua Militar, ha transmitido su “orgullo” por “el trabajo de las Fuerzas Armadas de España y el espíritu de los hombres y mujeres que las componen”.

Dirigiéndose al rey Felipe VI, la ministra se ha postulado sobre la necesidad “imperiosa” de seguir manteniendo los valores tradicionales y los principios inherentes a la profesión militar: la lealtad, el honor, la humildad y el valor. Estos, según ha dicho, “son la máxima expresión del compromiso que tienen las instituciones de garantizar la democracia y la libertad y de llevarlas en los territorios donde más se incuban las amenazas que ponen en vilo a los derechos más esenciales”. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.