Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) se financió ilegalmente a través del Palau de la Música. La Audiencia de Barcelona ha condenado al extesorero de CDC Daniel Osàcar a cuatro años y cinco meses de cárcel y al partido nacionalista por haber cobrado comisiones de la constructora Ferrovial a cambio de obra pública. Ordena el decomiso a CDC de 6,6 millones de euros.

El tribunal de la sección 10 de la Audiencia de Barcelona ha hecho pública este lunes la sentencia del caso Palau, que ha sido entregada en mano a los 15 acusados en el Palacio de Justicia de Barcelona. CDC figura en el caso como responsable civil a título lucrativo por beneficiarse del expolio del Palau que cometieron sus antiguos responsables, Fèlix Millet y Jordi Montull.

La Audiencia de Barcelona, en su fallo, ha  confirmado el “acuerdo criminal” de comisiones de Ferrovial a CDC a cambio de obras públicas en el último gobierno de Jordi Pujol, que ascendió “como mínimo” a 6,6 millones. Señala el tribunal que este acuerdo se mantuvo “ininterrumpidamente” durante toda una década, de 1999 a 2009, y que sólo termino ese año debido a la entrada y registro de los Mossos d’Esquadra en el Palau. 

El extesorero de CDC, Daniel Osàcar, por el que Artur Mas siempre ha puesto la mano en el fuego, ha sido condenado a 4 años y cinco meses de prisión por los delitos de tráfico de influencias y blanqueo de capitales. Por contra, los dos exdirectivos de Ferrovial acusados por las comisiones quedan absueltos al prescribir los delitos de los que estaban acusados.

Respecto a los saqueadores confesos del auditorio, el tribunal ha  condenado a Fèlix Millet y a Jordi Montull a 9 años y ocho años de cárcel y 7 años de cárcel, respectivamente. El todopoderoso mandamás del Palau ha terminado condenado por los delitos de apropiación indebida, malversación, falsificación de documento mercantil, tráfico de influencias y blanqueo, y le ordena pagar una multa de 4,12 millones. 

La sentencia ha confirmado las tesis de la acusación del fiscal anticorrupción, Emilio Sánchez Ulled, que detalló que la financiación ilegal de CDC a través del Palau se articuló con sobres con dinero en efectivo de Ferrovial que Osàcar y su antecesor, el fallecido Carles Torrent, recogieron en el Palau de la Música por valor de 3,7 millones de euros. Así lo confesaron Millet y Montull durante el juicio. El resto de los 6,6 millones a los que ascienden las comisiones, según el fiscal, se habrían pagado través de facturas falsas por valor de 2,3 millones y con donaciones de 600.000 euros a la fundación del partido, la CatDem.

La sentencia llega a sólo dos días de la constitución del Parlament prevista para el próximo miércoles. Y lo hace ocho años después del estallido del caso y la primera entrada y registro de los Mossos d’Esquadra en el Palau de la Música, todo un símbolo, igual que Millet, de la burguesía catalana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.