El Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT) se estrenaría en unas hipotéticas nuevas elecciones catalanas. El nuevo partido se encuentra en plena fase de construcción de su propia identidad, y lo hace buscando deshacerse de algunos de los valores de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

CDC perdió en un momento determinado su propuesta de valor diferencial que era su capacidad para avanzar en el autogobierno y el progreso de Catalunya mediante pactos con el Gobierno central”, explica el director del Máster en Estrategia y Gestión Creativa de la Marca de la UPF Barcelona School of Management Jordi Torrents.

“En su momento, la propuesta era atractiva para un segmento muy amplio de catalanes, pero el impacto que tuvo en la sociedad catalana la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut junto con inmovilismo del Gobierno central, provocaron que CDC adoptara propuestas de otros partidos, como pueden ser la independencia por la vía rápida. De este modo, la marca CDC se quedó sin una proposición propia”, señala el profesor.

“Ahora mismo, PDeCAT está buscando e intentando definir un posicionamiento diferenciado de otros partidos que sintonice con un amplio segmento de la sociedad, continúa el experto. “El proceso aún no ha finalizado y es posible que con unas elecciones, que obligan a comunicar, éste se acelere”.

Torrents añade que si la definición de una propuesta atractiva no ocurre de manera relativamente rápida, “es posible que la gente asocie el nuevo partido a una mera continuación de CDC, con un nombre distinto pero con la misma indefinición en su propuesta”.

El experto señala que el nuevo partido todavía no está en fase de comunicación. “Primero se debe definir muy bien cuál es el valor diferencial que quiere aportar la nueva marca y los mensajes que se lanzarán”.

Así, el profesor sostiene que solamente tras dejar claros estos factores, se empieza a comunicar y se define quiénes serán los portavoces, qué canales se usarán o cómo será la interacción.

Torrents argumenta que el proceso de definición de una nueva marca no es rápido y requiere su tiempo, especialmente si se representan distintas sensibilidades políticas e ideológicas. Ahora bien, el profesor defiende que posiblemente se deban conservar rasgos de CDC.

El segmento de la sociedad que tradicionalmente ha apoyado a CDC no quiere ni riesgos ni desorden, apuesta por una defensa firme de los derechos pero sin rebeliones y valora mucho la certidumbre, por lo tanto debería apostar por estas características”, sentencia el experto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.