“La interlocutoria del Tribunal Supremo sobre Junqueras es propia de un tribunal de la Inquisición” y es un “atentado a la libertad ideológica”, ha escrito en su cuenta de Twitter Elisenda Alamany, miembro de la ejecutiva de los comunes y diputada electa en las elecciones del 21 de diciembre.

Por ello, ha reclamado que “todos estén al lado de la libertad y de los derechos democráticos”.

También se ha pronunciado sobre la resolución del Supremo el diputado de los comunes y miembro de la actual Mesa del Parlament, Joan Josep Nuet, que está también imputado por admitir a trámite iniciativas soberanistas.

“Con distintos criterios se juzga a disidentes y lacayos del poder y del régimen del 78. Hecha la ley, hecha la trampa”, ha afirmado en las redes sociales.

Por su parte, el exlíder de Podem y exdiputado del Parlament, Albano Dante Fachin, ha denunciado también vía Twitter que con esta decisión “se están violando los derechos de todos” tanto en Cataluña como en el resto del Estado, al tiempo que ha trasladado su solidaridad con la familia de Junqueras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.