Un fotógrafo de autor dedicado a uno de los recuerdos más preciados de las parejas en su día más esperado, el de la boda. Jordi Tudela, con su estudio en la plaza Catalunya de Sant Feliu de Llobregat, ha recibido recientemente el premio Wedding Awards 2018 por ser uno de los mejores fotógrafos especializados en enlaces de España.

El galardón, que entrega la plataforma Bodas.net a través de las valoraciones de sus usuarios, se une a la larga lista de reconocimientos que ha recibido Tudela. Este año ya ha conseguido tres fotografías premiadas en el concurso internacional Wedgraphers, dos en el YPWPhotografer y una en el Fechaenblanco, que abarca España y Latinoamérica. Anteriormente, consiguió el Zankyou International Wedding Awartds 2017 (ZIWA2017), entre otros.

Tudela trabajando en una sesión preboda en Asturias Tudela trabajando en una sesión preboda en Asturias (JordiTudela.com)

Tudela, que comenzó haciendo vídeos hace 17 años y se dedica a la fotografía de bodas desde hace más de una década, explica a La Vanguardia que una de las claves es “la implicación del fotógrafo con los novios”.

“Es muy importante entender qué tipo de boda van a hacer para poder retratarla de forma óptima”, argumenta. “Para mi, trabajar en un enlace es un ejercicio de empatía”, añade el profesional.

“Con algunas parejas nos acabamos haciendo amigos para toda la vida, estableciendo un fuerte vínculo”, relata para explicar la fuerte implicación con la que cuida cada detalle y controla todos los aspectos para conseguir los mejores retratos.

“Si no le pones pasión no puedes captar los sentimientos”, considera Tudela. “Por supuesto, también hay que controlar bien la técnica”, reconoce.

Un trabajo en el que siempre se implica personalmente. “Me considero un fotógrafo de autor, por lo tanto siempre estoy sobre el terreno en el que trabajamos, aunque suelo ir con uno o dos ayudantes dependiendo de las necesidades”, relata.

Jordi Tuleda siente que camina a contracorriente contra “grandes empresas” que mercantilizan el sector. Él sólo realiza una boda por cada fin de semana, a la que se dedica en cuerpo y alma.

Para conseguir las imágenes y entregar el producto final a las parejas recién casadas trabaja “entre tres semanas y un mes y medio”. Un laborioso proceso que abarca mucho más tiempo que las horas que dura el enlace.

Aunque tiene el estudio en la capital del Baix Llobregat, hace bodas “de destino” y su trabajo le hace viajar por toda la geografía española y más de una vez en el extranjero.

“Hago una fotografía muy documental, mis fotos no están preparadas para ir a concursos”, cuenta el reconocido fotógrafo. “Aunque es una satisfacción conseguir premios a nivel de España e internacionales, no hay nada como la confianza de los novios”, sentencia.

Es muy importante entender el tipo de boda para poder retratarla de forma óptima”

Jordi Tudela

Fotógrafo

Deja un comentario