La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha considerado este viernes que mantener Oriol Junqueras en prisión es una “locura y una absurdidad más allá de las ideas que tenga cada uno”. Además, ha enfatizado que lo ve especialmente grave dado que el vicepresidente depuesto de la Generalitat de Catalunya, preso en la cárcel de Estremera desde el pasado 2 de noviembre, no ha cometido ningún acto de violencia, ha dicho.

En declaraciones a Ràdio Barcelona después de que el Supremo haya decidido no dejar en libertad el líder de ERC, Colau ha subrayado que la prisión preventiva es una medida “muy excepcional”. Por ello, ha criticado que en este caso “se está aplicando por un tema político”.

A su juicio, es una “mala noticia” para él y su familia, pero también para la democracia. “Las discrepancias en política no sólo son legítimas, sino que son positivas y necesarias, pero deben resolverse políticamente, no judicialmente”, ha concluido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.