La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha defendido su programa de gobierno sin fisuras este miércoles en dos entrevistas periodísticas, tras la tormenta política de la víspera en el pleno extraordinario con el que la oposición tumbó dos de sus propuestas estrella, la unión del tranvía por la Diagonal y la ‘multiconsulta’.

Colau ha descartado abordar la unión de las dos redes de tranvía antes de las elecciones municipales de 2019 y espera “que en el próximo mandato haya el consenso suficiente” para impulsarla. En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, ha criticado que la unión por la avenida Diagonal cuenta con consenso social y el aval técnico, pero no político: “Lo único que ha fallado es el acuerdo del pleno municipal por puro partidismo“.

El pleno del martes rechazó el protocolo para ampliar el tranvía hasta la plaza Verdaguer, con el voto en contra de todos los grupos municipales excepto los apoyos del Gobierno de BComú, del PSC y del concejal no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates). La propuesta hubiera prosperado de contar con los cinco votos de ERC, que reclama renegociar antes con la ATM los beneficios que recibirán las empresas que gestionan el Trambaix y el Trambesòs hasta 2032.

Colau ha sostenido que el grupo republicano “está a favor de la conexión del tranvía, pero Alfred Bosch decidió que era más importante desgastar” al gobierno municipal. “Creo que ayer comenzó la campaña de cara a las municipales en el plenario”, ha ironizado la alcaldesa, que ha asegurado que la unión del tranvía no es un proyecto de su Gobierno sino de toda la ciudad y su área metropolitana.

Afea el rechazo de los independentistas a la ‘multiconsulta’

Preguntada sobre la mayoría contraria a las preguntas de la ‘multiconsulta‘, ha defendido que los grupos debían argumentar su rechazo “por motivos jurídicos, y no alegaron ninguno”, por lo que contempla que las entidades implicadas –dos plataformas recogieron firmas para incorporar al cuestionario sus preguntas sobre la gestión del agua y el cambio de nombre de la plaza Antonio López– recurran el posicionamiento del pleno.

Asimismo, ha afeado al PDeCAT que acusaran a BComú de impulsar una consulta unilateral: “Los que han hecho una declaración unilateral de independencia con los letrados del Parlament en contra nos acusan a nosotros”. “Se tenían que aprobar las iniciativas ciudadanas que habían recogido miles de firmas con mucho esfuerzo, a mí se me caería la cara de vergüenza”, ha aseverado. Ha reiterado su apuesta por la ‘multiconsulta’ como herramienta de participación directa, por lo que ha dicho que seguirá trabajando para poderla llevar a cabo.

En declaraciones a El món a RAC-1, también sobre la ‘multiconsulta’, ha sostenido que sus rivales políticos “se dejaron llevar por los intereses partidistas y las presiones de Agbar”. “Fue un día muy triste, el plenario más triste de este mandato”, ha confesado. Para Colau, “es especialmente grave en el caso del PDeCAT y la CUP porque llevan muchos años defendiendo un referéndum que no tenía garantías” Cree que la compañía de aguas “debía estar muy contenta al oír a la CUP”, que también votó en contra por considerar que la municipalización prometida no ha avanzado.

Contra las imputaciones a los CDR

Preguntada también por la situación política catalana, la alcaldesa ha criticado que comparar las acciones de los Comités de Defensa de la República (CDR) con el terrorismo “es un insulto a la inteligencia y un despropósito”. “Es un hecho gravísimo que se banalice el terrorismo y se utilice el código penal para reprimir al adversario político”, ha asegurado en TV3. Colau ha defendido que “en las calles de Catalunya no hay violencia, hay protestas pacíficas”. Así, ha contrapuesto, en agosto Barcelona y Cambrils (Tarragona) sí que vivieron un atentado terrorista con 15 muertos y 150 heridos, una situación totalmente distinta a cortar carreteras y colgar pancartas en balcones.

En la entrevista en RAC1 ha reiterado su oposición a la acusación, que ha tildado de “barbaridad” política y jurídica y según ella cada vez más juristas se atreven a denunciarla. Colau ha retierado que “se puede discrepar” con los CDR pero que “hay que volver a sentarse en una mesa de negociación política” para resolver la situación.

Colau ha confirmado que asistirá a la manifestación del próximo domingo convocada por el Espai Democràcia i Convivència –el espacio unitario en el que participan también los principales sindicatos– ya que ha dicho que la cuestión ya no es la independencia “sino defender los derechos y las libertades”.Además, ha hecho un llamamiento a la participación y ha afirmado que le gustaría que fuera el PSC.

También ha lamentado que a Cs “le está yendo bien calentar la confrontación entre Catalunya y España y alimentar la idea de división”. Sobre las palabras de Albert Rivera respecto a los CDR, ha asegurado que la ofenden “profundamente”. “En una democracia sana y consolidada, en Alemania o Francia, ningún partido se podría permitir banalizar el terrorismo de esta manera”, ha manifestado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.