Una grabación realizada en la reserva natural de Ngorongoro, en el norte de Tanzania, muestra un inusual acontecimiento en el reino animal. David vence a Goliat. En este caso, la historia bíblica tiene como protagonistas a un pequeño perro que obliga a un león y a una leona a huir gracias a su bravura.

Al principio se ve al perro ladrar a una distancia segura a la pareja de leones. Los felinos lo ignoran, pero el perrito da un paso radical al acercarse a ellos. El can decide entonces abalanzarse para atacar al león, intentando atrapar su melena. El ‘valiente’ rey de la selva se asusta, retrocede e intenta huir. Orgulloso, el perro continúa su camino dejando a los dos leones desconcertados.

De fondo puede escucharse la risa y los gritos de asombro de los testigos del inopinado guion de la historia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.