Tras las presiones para tomar la iniciativa, Ciutadans ha reclamado la presidencia de la Mesa del Parlament, clave en la próxima legislatura, para su formación bajo el argumento de ser la fuerza más votada en las elecciones del 21-D. Así se ha expresado el portavoz de la formación durante la pasada legislatura, Carlos Carrizosa, que ha rechazado las presiones de populares y socialistas para que Inés Arrimadas tome la iniciativa e intente formar Govern. Además de las otras formaciones del bloque constitucionalista, Foment del Treball también vio lógica esa petición este miércoles. “Ya que hemos ganado las elecciones deberíamos tener la presidencia de la Mesa del Parlament”, ha afirmado en una entrevista con El Matí de Catalunya Ràdio el miembro de la formación naranja. “El Parlament es un órgano que sirve para controlar al Govern y veríamos lógico que la oposición presida la Mesa. Hemos hecho unos primeros contactos y así lo hemos expresado”, ha desvelado.Carrizosa ha señalado la figura de José María Espejo-Saavedra, miembro de la Mesa anterior, como una de las personas ideales.

Según la aritmética parlamentaria, Ciutadans debería tener dos miembros en la Mesa, igual que Junts per Catalunya y Esquerra Republicana. El PSC, obtendría el séptimo puesto. Pero la Mesa es fruto de los pactos de los partidos que tienen representación en la cámara. Turull manifestó este miércoles que su formación quería a Carme Forcadell de nuevo como presidenta, restituyendo la Mesa anterior al 155. Ello incluiría un lugar para Joan Josep Nuet, de los comuns, a los que no les corresponde ningún puesto por los resultados del 21-D, como al PP. También en la configuración del organismo que rige el Parlament y se constituye antes de la investidura, tienen facilidad los soberanistas al contar con mayoría absoluta en la cámara con los cuatro diputados de la CUP.

El PP no se da cuenta de que esta estrategia de atacar a Ciutadans no gusta a sus votantes como ya han dejado claro en las elecciones”

Este lunes hubo un primer contacto entre la CUP y Junts per Catalunya, mientras que ERC hizo una reunión interna y sigue pendiente de los movimientos de Puigdemont en Bruselas antes de tomar una decisión. Pese al sorpasso del president cesado, confían en la posibilidad de que Junqueras sea president si sale de la cárcel el próximo 4 de enero tras comparecer ante el juez Pablo Llarena y Puigdemont no regresa de Bélgica, algo que provocaría su detención y por ahora la única opción viable para regresar al Palau de la Generalitat.

El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez Maíllo, había solicitado este miércoles que al menos se intentara controlar la Mesa de la cámara catalana en el segundo día que arremetía contra el partido de Albert Rivera. Desde la formación naranja hasta ahora se han limitado, y en ese sentido se ha pronunciado el diputado de Ciutadans, a afirmar que no tienen mayoría y deben esperar a los movimientos de las formaciones soberanistas. Pero Carrizosa ha ido más allá y ha acusado a socialistas y populares de que el bloque del 155 no sume mayoría. “No tenemos los escaños suficientes para formar Govern porque el PP se hundió y el PSC no creció demasiado”, ha subrayado. “El PP no se da cuenta de que esta estrategia de atacar a Ciutadans no gusta a sus votantes como ya han dejado claro en las elecciones”, ha apuntado. “El PP no se ha tomado muy bien este resultado, y nos mira demasiado, también a nivel nacional. Nosotros no miramos a nuestros rivales. Durante la campaña nos atacó reiteradamente y éste son sus resultados”, ha añadido.

El PSOE, por su parte, este jueves ha vuelto a insistir de forma paralela en que Ciutadans debería hacer algo más. “Ahí tiene una cuestión que resolver porque hemos visto la importancia que ha tenido la Mesa del Parlament para conducir el procés y ahí Ciutadans ya podría hacer algo”, ha afirmado el secretario de organización del partido, José Luis Ábalos, en una entrevista en RNE.

No tenemos los escaños suficientes para formar Govern porque el PP se hundió y el PSC no creció demasiado”

También ha rechazado una presidencia telemática o a distancia de Puigdemont o que el president sea Oriol Junqueras, todavía encarcelado en Estremera. “Los independentistas tendrán complicaciones para componer la mayoría por los diputados fugados y los encarcelados”, ha opinado. “Hay que ser prudentes y esperar”, ha sentenciado.

Catalunya y Euskadi son las únicas dos regiones que no disponen de voto telemático al no establecerlo así el reglamento de sus cámaras. Según la ley orgánica de régimen electoral general (Loreg), que rige Catalunya al carecer de ley electoral propia, la credencial de diputado electo puede ser recogida ante la Junta Electoral por el representante de la candidatura, “no siendo necesaria la presencia del electo”. El reglamento del Parlament exige la presentación en el registro de la credencial expedida por el órgano correspondiente de la administración electoral, y prometer o jurar y respetar la Constitución Española y el Estatut.

Rechaza una investidura telemática de Puigdemont, que requeriría un cambio del reglamento

Una investidura telemática de Puigdemont requeriría un cambio del reglamento de la cámara por la vía exprés, que se aprobó en julio y había sido suspendida de forma automática por el Tribunal Constitucional tras un recurso del Gobierno central. A finales de noviembre la aprobación exprés de leyes contó con el aval del Alto Tribunal. Jordi Turull este lunes mostró abiertas todas las posibilidades para intentar que Puigdemont sea investido y no quiso revelar más detalles para evitar maniobras que lo impidan. Carrizosa ha equiparado la investidura telemática al censo universal del pasado 1-O, anunciado justo antes de que abrieran los colegios del referéndum. En ese mismo sentido se ha expresado José Luis Abalós este jueves.

Sobre la intervención de la autonomía catalana, ha emplazado a los soberanistas a cumplir la ley para que se levante el 155 y ha manifestado que “no daría por hecho que tengamos un Govern presidido por Puigdemont o Junqueras” y ha sido cauto y ha pedido prudencia sobre levantar las medidas con las que el Gobierno de Mariano Rajoy tomó el control de la Generalitat “hasta que no este claro” quien ocupara la presidencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.