El portavoz de Ciudadanos en el Parlament de Catalunya, Carlos Carrizosa, ha reclamado este jueves que su partido ocupe la presidencia de la cámara autonómica al haber sido la fuerza más votada en las elecciones del 21 de diciembre.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha defendido que, teniendo en cuenta que no pueden formar Govern por una cuestión de aritmética parlamentaria, “lo más democrático es que el presidente del Parlament sea para una persona de Ciudadanoss”, una opción que ven lógica.

Tras recordar que les corresponde tener a dos miembros de Ciudadanos en la Mesa, ha explicado que han hecho ya los primeros contactos al respecto, sin haber entrado en fase de negociación, y que aún no han ahondado en posibles nombres para presidir la cámara.

Pese a asegurar que no le haría ilusión ocupar este cargo, al preguntársele sobre la posibilidad de que lo asuma José María Espejo-Saavedra, miembro de la Mesa en esta legislatura, ha afirmado que podría hacerlo “excepcionalmente bien porque es una persona absolutamente capacidad si llegara el caso”.

No dan los números

La reclamación de Carrizosa para que C’s ocupe la presidencia del Parlament choca con la mayoría absoluta de escaños de JxCat, ERC y la CUP, que previsiblemente se unirá para aupar a un independentista como president o presidenta de la cámara.

El reglamento indica que, en primera votación, el president del Parlament se escoge por mayoría absoluta –que sólo tienen los independentistas con sus 70 escaños, mientras que los constitucionalistas se quedaron en 57, a once escaños de la mayoría. Si no logra 68 votos a favor, en segunda votación el president o presidenta del Parlament sale escogido por mayoría simple.

Rechazo de la “vía telemática”

Sobre el futuro Govern, ha avisado de que tener un presidente de la Generalitat en prisión “puede quedar épico, pero no es operativo”, tras manifestar su convencimiento de que Carles Puigdemont será encarcelado si regresa a Catalunya, y sobre el hecho de que Oriol Junqueras esté en la cárcel.

Carrizosa ha avanzado que impugnarán el “invento” lanzado por el número cuatro de Junts per Catatalunya y diputado electo, Jordi Turull, sobre la posibilidad de investir telemáticamente como presidente a Puigdemont.

“Esto es un invento de Turull, como lo fue el censo universal del 1-O. No existe. No reconoceríamos una investidura de alguien que no estuviera en el Parlament, y pudiera hacer un discurso como hay que hacerlo y ser votado. No lo admitiríamos como legal”, ha sostenido.

Sin embargo, en caso de que el Tribunal Supremo decida el 4 de enero levantar la prisión provisional para Junqueras, sí ven jurídicamente posible que asista al pleno de investidura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.