Los buenos resultados electorales obtenidos por Ciudadanos en Cataluña han despertado el interés por el partido liderado por Albert Rivera de algunos ex dirigentes desencantados del PP. Según fuentes parlamentarias algunos militantes notorios de la ‘cuerda’ del ex presidente del Gobierno José María Aznar estarían barajando la posibilidad de pasarse a las filas naranjas.

Aunque Ciudadanos asegura a este medio que “en este momento” no está “recibiendo este tipo de ofertas”, varios son los nombres que suenan con fuerza, como el de los ‘aznaristas’ Gabriel Elorriaga o Cayetana Álvarez de Toledo, ambos miembros de las Faes.

“Ciudadanos siempre está abierto al talento y a la experiencia, pero hemos preferido siempre incorporar personas con una trayectoria profesional privada y con carrera al margen de la política. No nos cerramos a nada, pero en este momento no estamos buscando ni recibiendo este tipo de ofertas”, explican desde la formación morada a ‘Vozpópuli’.

La ‘riverización’ de Aznar

Tampoco se cierran ni ponen pegas a las alabanzas que hace de su equipo el ex presidente del Gobierno José María Aznar. Lejos de ver que una figura política como la de Aznar pueda perjudicar la imagen de la formación naranja ante los ojos de los votantes desencantados del PP, fuentes de Ciudadanos aseguran que valoran “positivamente” las posibles muestras de simpatía hacia su proyecto “vengan de donde vengan”, aunque siempre manteniendo su “criterio propio”.

Aznar despedía el año dejando patente su definitivo distanciamiento con Mariano Rajoy a raíz de los catastróficos resultados en Cataluña”

De hecho, no son pocas las ocasiones en las que el ex presidente del Ejecutivo -que este miércoles habría fichado por Latham & Watkins, el primer despacho del mundo por facturación, tras abandonar su cargo de senior advisor de DLA Piper– ha elogiado la estrategia de Rivera y los suyos. 

Si en junio de 2017, el Instituto Atlántico de Gobierno de Aznar invitaba al político catalán a participar en su clausura y le ensalzaba como “alternativa política”, el aún afiliado al PP despedía el año dejando patente su definitivo distanciamiento con Mariano Rajoy a raíz de los catastróficos resultados en Cataluña. En el último artículo de Faes, el ex presidente del Gobierno arremetía contra su antecesor y Sáenz de Santamaría, mientras que ensalzaba a Ciudadanos por su “logro extraordinario” en la mencionada comunidad.

170.000 votantes del PP

Según Ciudadanos, han incrementado su apoyo desde 2015 un 42% y 373.368 votantes catalanes, y desde 2012 un 235% y 834.807 votantes. “Ninguna otra formación ha podido seguirle el ritmo”, presumen en un informe interno. En Cs son conscientes de haber sido también el partido que más voto ha captado de otras formaciones.

A falta de confirmarlo con datos post-electorales, dicen, posiblemente alrededor de 170.000 votantes del PP y 95.000 del Psoe habrían optado por Arrimadas en los últimos comicios. “Tan importante como lo anterior es que Ciudadanos ha sido la opción preferida de los que no votaron en 2015 y ahora sí lo han hecho. Unos 150.000 abstencionistas y 17.000 nuevos votantes (por edad) podrían haber optado por la papeleta naranja”, estiman los de Rivera.

Conscientes de que uno de los factores del batacazo que su partido ha experimentado en la cita con las urnas del 21D ha sido la alternativa que la formación naranja ha supuesto frente a los partidos secesionistas, los populares ahora arremeten contra Arrimadas por no haber intentado pactar una investidura al ser la lista más votada.  

Críticas populares

El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, insiste en que Inés Arrimadas debe “asumir su responsabilidad” como vencedora de los comicios del 21-D y haberse presentado como candidata para la investidura. Según Hernando, los resultados de esos comicios abren la puerta a la posibilidad de “cambiar el sistema de frentes” existente en Cataluña,peropara que esa posibilidad se concrete es necesario que Arrimadas “se mueva”, que “haga algo”. “Está mandando a la frustración a todas esas personas que han votado a Cs”, considera Hernando y reconoce que, entre ellas, hay ex votantes del PP.

Mientras tanto, Arrimadas reprocha tanto a los populares como a los socialistas que su “hundimiento” en electoral en Cataluña no ha posibilitado la suma de escaños necesaria para constituir un gobierno constitucionalista, pero prefiere centrar sus críticas en la coalición liderada por Ada Colau, Catalunya en Comú-Podem, a quienes acusa de estar dejando vía libre al independentismo al cerrar la puerta a que la Mesa del Parlament refleje la realidad de las urnas con el candidato de Ciudadanos José María Espejo Saavedra como presidente.

La actualidad al minuto en tu email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.