Si bien es cierto que la Ciudad de México es una entidad de tránsito para los barones de la droga, en años recientes algunos de ellos han pasado largas temporadas en esta demarcación e, incluso, han sido capturados sin que se conozca el motivo de su visita o la adquisición de algunas de sus propiedades.

Por su parte, las autoridades mexicanas han reiterado de manera insistente que, en este territorio que consta de 16 delegaciones, no se han asentado bandas del crimen organizado, como sí lo están algunas de ellas en las regiones serranas de Guerrero, Sinaloa, Michoacán o Jalisco, por mencionar algunas.

Sin embargo, el repunte de la violencia en la Ciudad de México ha dejado entrever que los narcotraficantes han podido establecerse en puntos estratégicos del centro de la República Mexicana para operar en colonias lujosas, o bien, en zonas paupérrimas donde logran esconderse de las autoridades policiales.

Desde Vicente Zambada Niebla, alias ‘El Vicentillo’; Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como ‘La Reina del Pacífico’; o Vicente Carrillo Leyva, hijo de ‘El Señor de los Cielos’, este es un recuento de las principales capturas de los mafiosos en algunos de los sitios que comprenden la capital mexicana durante la última década.

‘El Z-43’

Considerado como uno de los 122 objetivos prioritarios del Gobierno de México, José María Guizar, mejor conocido como ‘El Z-43’, fue capturado el pasado 8 de febrero en la colonia Roma, en la capital del país azteca. De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía Mexicana, este delincuente era buscado por la justicia de EE.UU. y ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por su aprehensión.

Según el mismo desplegado del organismo mexicano, ‘El Z-43’ “tenía doble nacionalidad [mexicana y estadounidense]” y era catalogado como el presunto responsable “del trasiego de drogas desde Sudamérica hacia EE.UU., y uno de los principales generadores de la violencia en los estados que comprenden el sureste” de la República Mexicana.

Cabe destacar que, desde el año 2015, el Gobierno de EE.UU. presidido en ese entonces por el jefe de Estado Barack Obama, expidió a la administración encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto, la solicitud con fines de extradición de quien fungía como el líder del Cártel de Los Zetas, puesto que alcanzó tras la detención de algunos de sus principales miembros.

‘El Cochi’

Uriel Isaac, mejor conocido como ‘El Cochi’, fungió durante un corto periodo de tiempo como el sucesor de Felipe de Jesús Pérez Luna, alias ‘El Ojos’, quien lideraba el poderoso Cártel de Tláhuac, una organización dedicada al secuestro y comercialización de estupefacientes en la Ciudad de México. 

El pasado 11 de enero, fue capturado este narcotraficante durante un operativo realizado por la Policía Federal en las demarcaciones capitalinas de Iztacalco y Venustiano Carranza. Este criminal, de tan sólo 31 años de edad, fue puesto a disposición de las autoridades y acusado de los delitos de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y actividades relacionadas con el narcotráfico.

El poderío de esta organización se perdería días más tarde, el pasado 27 de enero, cuando otro de los líderes del Cártel de Tláhuac fue abatido por elementos del Ejército Mexicano. El capo en cuestión era Ricardo Ferro Pérez, alias ‘El Peque’, quien había asumido el liderazgo de esta célula criminal tras el abatimiento de ‘El Ojos’ y la aprehensión de ‘El Cochi’. 

‘El Vic’

Otro de los capos con un largo historial criminal y que también fue aprehendido en territorio capitalino, el 26 de octubre del año pasado, fue Víctor Manuel Félix Beltrán, alias ‘El Vic’, quien era responsable del trasiego de heroína desde México a EE.UU. De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía Mexicana, ‘El Vic’ operaba de manera financiera para el Cártel de Sinaloa y sus principales líderes, entre ellos, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

‘El Licenciado’

Otro caso reciente es el de Dámaso López Núñez, ‘El Licenciado’, quien además de ser amigo y presunto sucesor de ‘El Chapo’ Guzmán, fungió como director de seguridad del penal de Puente Grande, en Jalisco, mismo por el que logró evadirse el exlíder del Cártel de Sinaloa, en el año 2001.

El Gobierno de México logró la aprehensión de ‘El Licenciado’ en mayo de 2007, mientras este narcotraficante visitaba uno de sus departamentos ubicados en el complejo residencial Hares, a escasos metros de la exclusiva zona de Polanco, en la Ciudad de México. Según autoridades de este país latinoamericano, durante años ‘El Licenciado’ se desempeñó como miembro activo del narcotráfico en las operaciones ilícitas del Cártel de Sinaloa.

‘El JJ’

En enero de 2010, José Jorge Balderas Garza, alias ‘El JJ’, fue protagonista de uno de los episodios más controvertidos del crimen organizado en la capital de este país, al dispararle con un arma de fuego a Salvador Cabañas, un futbolista de origen paraguayo que jugaba en el Club América. Luego de su aprehensión (2011) en una de las colonias más exclusivas de la capital mexicana, conocida como Bosques de las Lomas, autoridades policiales declararon que ‘El JJ’ tenía nexos con Édgar Valdez Villarreal, alias ‘La Barbie’, así como otros integrantes del Cártel de Los Negros, una célula criminal extinta de la organización de Los Zetas. 

‘El Charro’

Luego de la detención de ‘La Barbie’, en septiembre de 2010, Carlos Montemayor González, alias ‘El Charro’, asumió el liderazgo de la organización conocida como Los Negros, una escisión del naciente y sanguinario Cártel de Los Zetas. Sin embargo, poco tiempo después de la aprehensión de quien también fuera su yerno, ‘El Charro’ fue detenido en noviembre de aquel año por autoridades mexicanas, en una zona residencial conocida como Santa Fe. Según reportes policiales, Montemayor González era un poderoso traficante de cocaína, originario de la ciudad de Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

‘La Reina del Pacífico’

Sandra Ávila Beltrán, quien recibía el mote de ‘La Reina del Pacífico’, fue capturada en el año 2007 cuando salía de una estética en la colonia Polanco, en la Ciudad de México. Durante el operativo, no sólo fue aprehendida la responsable de las relaciones públicas del Cártel de Sinaloa, también apresaron al narcotraficante colombiano, Juan Diego Espinosa Ramírez, alias ‘El Tigre’, quien auxiliaba en las actividades operativas de esta organización criminal.

‘El Vicentillo’

Una de las capturas que más resquebrajó al Cártel de Sinaloa fue la de Vicente Zambada Niebla, alias ‘El Vicentillo’, quien pretendía establecer un centro de operaciones del Cártel de Sinaloa en la capital mexicana, con el apoyo de su padre, Ismael ‘El Mayo’ Zambada. ‘El Vicentillo’ fue aprehendido en marzo de 2009 en la colonia Jardines del Pedregal, en la Ciudad de México, luego de que vecinos de la zona reportaran la presencia de hombres fuertemente armados en las inmediaciones de esta colonia exclusiva. 

Tras declararse culpables de los delitos de narcotráfico y delincuencia organizada en EE.UU., ‘El Vicentillo’ se acogió años más tarde al programa de testigos protegidos de la justicia norteamericana. Algunas versiones sugieren que Zambada Niebla ha cooperado de manera exitosa con autoridades estadounidenses para desmantelar algunas organizaciones con gran presencia en ambos lados de la frontera, incluida la que actualmente encabeza su padre.  

Policías federales resguardan una cárcel de Cancún, en México, tras un altercado entre prisioneros.

‘El Ingeniero’

Una de las primeras detenciones que se efectuó en la capital mexicana fue en abril de 2009. Se trató de la aprehensión de Vicente Carrillo Leyva, alias ‘El Ingeniero’, quien se ocultaba bajo el seudónimo de ‘Alejandro Peralta Álvarez’, un presunto hombre de negocios que residía en la colonia Bosques de las Lomas. De acuerdo con autoridades policiales, el también hijo de Amado Carrillo Fuentes, exlíder del Cártel de Juárez, cumplía con funciones directivas de esta misma organización, al ocultar las ganancias generadas por esta trasnacional de las drogas.

‘El Rey’

Jesús Reynaldo Zambada, mejor conocido como ‘El Rey’, es hermano de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, fundador del Cártel de Sinaloa y exsocio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, otrora líder de esta misma organización. Antes de su aprehensión en octubre de 2008, ‘El Rey’ se encargaba de liderar algunas células criminales del también llamado Cártel del Pacífico. La captura de este narcotraficante sinaloense, de 55 años de edad, se llevó a cabo en la delegación Gustavo A. Madero, en la capital mexicana, donde fue interceptado por elementos policiales junto con 15 de sus colaboradores más cercanos.

José Luis Montenegro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.