El director del CIS José Félix Tezanos, declaró el martes en el Congreso de los Diputados que él ‘no tiene una bola de cristal’ para predecir con acierto los resultados electorales y que sus encuestas responden a un trabajo meramente profesional.

Lo que no tiene Tezanos es vergüenza torera, porque las encuestas del CIS que pagan todos los españoles son un fraude al servicio del PSOE, como se demostró en Andalucía hace tan solo un mes.

Ahora Tezanos, a su sistema variable de tabulación de encuestas, le ha añadido el componente de la oportunidad de sus sondeos, a sabiendas de los acontecimientos políticos previstos. Y por ello ha adelantado su sondeo a los primeros días de enero a sabiendas de la convocatoria de la Convención del PP en Madrid los pasados días 18 al 20. Por supuesto la encuesta tampoco recoge la grave crisis de Podemos.

Con estos mimbres Tezanos anuncia que el PSOE ganará las elecciones con el 29,9 % de los votos, un punto más que en enero y 7,6 puntos más que en las elecciones generales de 2016, donde logró el 22,6 %.

Acto seguido Tezanos lanza su obús sobre la sede nacional del PP de Pablo Casado, al que anuncia un resultado fatal del 14,9 %. Es decir el 4,2 puntos menos que en diciembre después de lograr la presidencia de Andalucía y sin tener en cuenta la Convención nacional del PP.

De ser cierto semejante pronóstico ello supondría que el PP habría perdido, respecto a los comicios generales de 2016 llegó al 33 % de los votos nacionales ¡más del 50 % de sus votantes! Lo que parece muy difícil de creer. Y lo que dejaría al PP como el cuarto partido nacional por detrás de PSOE, Cs y Vox.

A Cs, Tezanos le quita 2 décimas respecto a enero, y como novedad y en tan solo un mes le sube la cotización a Vox que pasa del 3,7 % al 6,5 %. Es decir que si Cs pierde un 0,2 y Vox sube un 2,8, la pregunta que se plantea es la siguiente: ¿a dónde han ido a parar el 1,6 % de los votos del PP? Necesariamente los votos del PP tendrían que pasarse al PSOE de Sánchez y de sus alianzas con el soberanismo, o a Podemos a los que, en plena crisis del partido de Iglesias, Tezanos les regala un ascenso de 0,5 puntos.

Definitivamente Tezanos no tiene bola de cristal. Esa bola era de la genial y desaparecida Lolo Rico y de Alaska. Lo que sí tiene Tezanos es una cara dura impresionante.

Naturalmente, si Pedro Sánchez y sus asesores electorales de Moncloa se creen la encuesta, el adelanto de elecciones generales está al llegar en coincidencia con los comicios municipales, autonómicos y europeos del 26 de mayo, en el llamado súper domingo del 26-M, en el que según Tezanos el PSOE arrasará.

Y la izquierda, con los soberanistas vascos y catalanes, podrá seguir gobernando en España dejando lo ocurrido recientemente en las elecciones de Andalucía como un accidente puntual.

‘¡Es la bola de cristal!’. Pablo Sebastián 


Source link

Deja un comentario