La imagen del PP abandonando por la puerta de atrás la Comisión de Investigación de la Corrupción ha pesado más que el argumento del Gobierno regional acerca de su similitud a la “inquisición” y apenas una semana después Cristina Cifuentes, ha convocado a la oposición para elaborar un Pacto por la Regeneración Democrática y la Transparencia para todos los cargos políticos. El plan de la presidenta de la Comunidad de Madrid es recuperar la imagen de su compromiso en la lucha contra la corrupción de ahí que pretenda tutelar la creación de un código ético “unificado para todos los partidos”.

En el marco de los Desayunos Informativos de Europa Press, la dirigente madrileña ha anunciado que en los próximos días convocará a los partidos con representación parlamentarias a una reunión en la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional, con el fin de poner en marcha un Pacto por la Regeneración Democrática y la Transparencia.

“Queremos articular una propuesta definitiva de todas las fuerzas políticas, y vinculante para todas ellas, que sea fruto del consenso, como lo fue la Constitución del 78”, ha indicado. Para Cifuentes, este pacto podría servir de modelo para “un gran acuerdo nacional, que acabara de una vez con la doble moral y los diferentes criterios éticos que se aplican a unos mismos hechos, dependiendo de a qué partido pertenezca su autor”.

Las línea generales girarán en torno a los dos proyectos de ley de Regeneración Democrática aprobados por el Gobierno, “paralizados en el Parlamento regional desde hace dos años”, y a la elaboración de un código ético “unificado para todos los partidos, que establezca un mismo nivel de exigencia ética a todas las formaciones”. Y es que, la presidenta quiere que el resto de partidos “igualen” el código ético de su partido.

“Nuestra propuesta será que las disposiciones de este Pacto por la Regeneración Democrática y la Transparencia sean exigibles a los cargos institucionales y orgánicos de todos los partidos políticos. Y que además detallen los principios de conducta y las causas de incompatibilidad, así como los supuestos concretos de renuncia al cargo”, ha puesto de manifiesto.

Asimismo, propondrá también la creación de un Comité de Ética y Transparencia, con representación de todos los partidos, cuyas funciones principales serían además las de garantizar el cumplimiento del Pacto, y regular otros aspectos, como las causas de renuncia voluntaria o la obligación de presentar las declaraciones de adhesión a las normas establecidas en dicho Pacto.

El PP quiere tutelar elaboración de un código ético “unificado para todos los partidos, que establezca un mismo nivel de exigencia ética a todas las formaciones”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.