Unas 500 personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado ante el Ateneu Popular de Sarrià contra el incendio, al parecer causado por ultraderechistas, que ha sufrido esta madrugada el edificio, donde han aparecido dibujadas esvásticas, cruces célticas y mensajes amenazadores contra los CDR.

El Ateneu Popular, con el apoyo de los autodenominados “comités de defensa de la república (CDR)”, ha hecho un llamamiento para concentrarse desde las 19:00 horas de este jueves ante el edificio incendiado, situado en el número 29 de la calle Hort de la Vila, en el barrio de Sarrià, donde han denunciado que este no es el primer ataque de la ultraderecha que sufre esta casa okupada por diversas asociaciones.

Los concentrados han iniciado una manifestación por las calles de Sarrià, donde han intentado cortar el tráfico de la Vía Augusta, para continuar en dirección a la plaza Artós, lugar donde suelen concentrarse los grupos ultraderechistas.

Según han informado fuentes de los Mossos d’Esquadra, que han enviado varias dotaciones a la zona y que investigan las causas del incendio para determinar su autoría, la manifestación se ha desarrollado sin incidentes.

Daños importantes

El informe preliminar de los Bomberos de Barcelona ha certificado que el incendio ha causado daños importantes a la estructura del edificio y, probablemente, se tendrá que derribar, a la espera del informe definitivo, según han avanzado fuentes municipales.

El Ayuntamiento de Barcelona, propietario del inmueble, también ha anunciado que interpondrá una denuncia por el presunto incendio intencionado.

“Hoy, entre tres y cuatro de la madrugada, nos han quemado el Ateneu Popular de Sarrià. Dentro, símbolos nazis y franquistas. Ahora, a la espera de poder recuperar el material que había dentro”, ha indicado el Ateneu en su perfil de Twitter.

Los Mossos investigan el origen del incendio, en unas pesquisas en las que su principal hipótesis es que haya sido intencionado, mientras que el Ayuntamiento de Barcelona, a través de su teniente de alcalde Jaume Asens ha lamentado el incendio y ha rechazado “rotundamente lo que parece un nuevo ataque de carácter fascista en el barrio”.

También el PP ha condenado la presunta acción de los ultras, aunque también ha rechazado la actuación “de los okupas de la CUP”.

Deja un comentario