Un “laboratorio clandestino” de procesado de material de pornografía infantil ha sido desmantelado durante un operativo policial en el sudoeste de Guatemala, informa EFE.

El lugar, que operaba bajo la fachada de un cibercafé, fue registrado en el departamento de Totonicapán, y los agentes de seguridad arrestaron a la persona que dirigía el negocio ilegal, Florencio Morales Mendoza, de 65 años.

Según un comunicado policial, además de material audiovisual pornográfico se decomisaron 42 prendas íntimas femeninas. Los objetos incautados serán enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses para su evaluación.

En el país centroamericano se registraron 477 casos de explotación sexual infantil entre 2009 y 2015, según un reciente informe de la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala. De esta cantidad, el 89% corresponde a niñas y el, 9% a niños, siendo el restante 2% de las víctimas sin sexo identificado.

Los casos fueron catalogados como prostitución infantil en un 86% de las veces, de pornografía el 13% y de turismo sexual el 1%.

Deja un comentario