China anunció este lunes la imposición de aranceles comerciales a un conjunto de 128 productos estadounidenses, en respuesta a las tarifas que Washington anunció el mes pasado sobre las importaciones de acero y aluminio chinos. “Una medida apropiada para proteger nuestros intereses”, dijeron fuentes estatales.

Un conjunto de 120 productos, entre ellos frutas –como las manzanas-, frutos secos –almendras- y vino, tendrán un arancel del 15%, mientras que productos porcinos y relacionados, así como residuos de aluminio, tendrán un arancel del 25%, según anunció el Ministerio de Comercio.

Más de 20.000 millones en juego

Los agricultores americanos exportaron unos 16.200 millones de euros –20.000 millones de dólares- a China en 2017, mientras que la industria porcina hizo lo propio por 890 millones de euros –1.100 millones de dólares-.

“El incremento de los aranceles ha dañado seriamente nuestros intereses”, se planteó desde el Ministerio de Finanzas. “Nuestro país aboga y apoya un sistema de comercio multilateral”, seguía en un comunicado.

La medida, que entra en vigor este mismo lunes, es una respuesta a los aranceles estadounidenses sobre el 25% en las importaciones de acero y del 15% en las de aluminio procedentes de China.

Pekín quiere evitar la guerra comercial

En un comunicado separado, el Ministerio de Comercio chino urgió también a Estados Unidos a dar marcha atrás en sus medidas contra el acero y aluminio chinos, que según Pekín violan las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

China ya había anunciado el pasado 23 de marzo que impondría estos aranceles si EE.UU. seguía adelante con sus planes de gravar las importaciones de acero y aluminio procedentes del gigante asiático. Aún así, Pekín siempre insistió en que quería evitar una guerra comercial y advirtió a la Casa Blanca de que no abriese “una caja de Pandora”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.