La Guardia Urbana de Barcelona ha decidido cerrar este sábado el Parc Güell de forma preventiva a causa de las fuertes rachas de viento.

Hacia las 11.45 horas la policía local ha cerrado la parte alta del parque por precaución, y hacia las 13.00 horas han decidido cerrarlo por completo a la espera que minoren las fuertes rachas de viento, según ha informado la policía local a través de Twitter.

Los Bombers de Barcelona han realizado unas 50 salidas por incidencias relacionadas con el viento entre las 10.30 y las 11.45 horas, la mayoría por caídas de toldos y por ramas de árboles caídas en la vía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.