Centenares de personas se manifestaron hoy junto a la emblemática Puerta de Brandeburgo, en el centro de Berlín, para pedir la libertad del expresidente de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont, que sigue detenido en la prisión alemana de Neumünster mientras la Justicia estudia su extradición.

A la marcha se sumaron los diputados de Junts per Catalunya Aurora Madaula y Quim Torra y el presidente de la Asociación Catalana de Municipios, David Saldoni, además del diputado del partido alemán de La Izquierda, Andrej Hunko.

Una mujer con una pancarta en la marcha por la libertad de Carles Puigdemont . Una mujer con una pancarta en la marcha por la libertad de Carles Puigdemont . (Markus Schreiber / AP)

Con esteladas (banderas independentistas) y entre gritos de “Freiheit Puigdemont” (Libertad Puigdemont), los manifestantes partieron de la Puerta de Brandeburgo en dirección al Ministerio de Justicia y pasaron ante la delegación de Schleswig-Holstein, estado federado donde fue detenido el político catalán y cuyas autoridades judiciales deben decidir sobre la euroorden dictada por España.

En declaraciones a Efe, Madaula expresó su confianza en la Justicia alemana, convencida de que Alemania es “un ejemplo” de que “el poder judicial está separado del poder político”, algo que, afirmó, “no ocurre en España”.

Madaula insistió en que se trata de un “proceso político” y agregó que en España “la democracia se está judicializando” y se está criminalizando la opinión disidente.

Andrej Hunko, diputado alemán de La Izquierda, tachó de “vergüenza” la detención efectuada en su país

Hunko, cuyo partido es el único que se ha expresado públicamente en Alemania en contra de la extradición de Puigdemont, tachó de “vergüenza” la detención efectuada en su país y coincidió en calificar la crisis catalana de “conflicto político” que debe resolverse por la vía política.

Puigdemont, que cumple hoy una semana en prisión, recibió en Neumünster la visita de dos diputados de La Izquierda, según señaló Hunko.

Deja un comentario