El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha trasladado al presidente del PP, Pablo Casado, que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) “no puede tener marcha atrás o habrá conflicto”.

Así lo ha señalado el representante máximo de la organización sindical en su perfil de Twitter, donde ha asegurado que el salario mínimo de 900 euros es “necesario para la recuperación social”.

También ha hecho hincapié en que hay que garantizar la aplicación efectiva del salario mínimo y ha recordado que los sindicatos firmaron con la patronal una subida del salario mínimo a 1.000 euros.

“Si Casado quiere poner en valor el diálogo social y recuperar consensos, que anuncie la derogación de la reforma de pensiones de 2013 y la laboral de 2012, que hicieron saltar todos los consensos políticos y sociales”, ha apuntado Sordo en otro tweet.

El líder sindical ha realizado estas manifestaciones después de que Casado haya indicado en una entrevista a Onda Cero esta mañana, tras ser preguntado por si intentará rebajar la subida del SMI impulsada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que “cumplirá con la negociación” que llevó el Gobierno del PP “con acuerdo de la patronal y los sindicatos para subir el SMI a 850 euros en el año 2020” y además respetando la subida” que ya se hizo en los años anteriores. Unas declaraciones de las que después se ha desmarcado e incluso tachado de ‘fake news’.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado que las declaraciones de Casado sobre el salario mínimo son “una broma de mal gusto”. “Creo que esto es una especie de carrera de tontos. Lo dicen y no lo dicen, pero lo han dicho”, ha afirmado Álvarez en un encuentro con los medios.

Así, el líder de UGT ha recordado a los partidos políticos que “la España de hoy no es la de hace cuatro años” y que las organizaciones sindicales “van a estar al frente de cualquier atentado contra los derechos de los trabajadores”.

“Vamos a trabajar para que nos devuelvan derechos y libertades, pero en ningún caso vamos a permitir que este país continúe creciendo y que no se reparta la riqueza”, ha afirmado Álvarez.

El representante sindical ha pedido a los trabajadores españoles que vayan a las urnas el próximo 28 de abril y “no se queden en casa” ni “dejen que voten por ellos”. “Lo que pedimos a la gente es que mire los programas electorales y que obre en conciencia”.


Source link

Deja un comentario