[ad_1]

El Estado cuenta con 12.181 millones de euros para inversiones reales en las distintas comunidades autónomas, un 20% más de lo presupuestado en las cuentas del pasado año. A ello se sumarían otros 4.728 millones de euros que no son regionalizables o que afectan a varias.

Así, una de las principales beneficiadas es Cataluña. En plena negociación para atraer a los partidos catalanes hacia la aprobación de las cuentas públicas, la Comunidad Autónoma verá incrementadas sus inversiones por parte del Estado hasta los 2.051 millones de euros. Supone un notable avance frente a lo presupuestado en 2018, del 52%.

De este modo, esta comunidad verá cómo gana peso sobre el total de las inversiones realizadas por el Estado. En concreto, el 16,8% de las inversiones irán destinadas a Cataluña. Es un cambio importante respecto a lo sucedido un año antes, cuando el peso era del 13,3% del total.

Otra comunidad que se ve beneficiada es Andalucía. Esta autonomía, que recientemente ha conocido un cambio en el Gobierno con el pacto de PP, Ciudadanos y Vox, recibirá 2.132 millones de euros en inversiones. Es un incremento del 44% respecto a lo incluido en las cifras de 2018.

Así, Andalucía también ve incrementado su peso ente el total de las comunidades, manteniéndose como el principal destino. En concreto, 17,5 euros de cada 100 invertidos por el Estado recaerá sobre Andalucía.

Otra comunidad que sale beneficiada en el reparto de las inversiones es la Comunidad Valenciana, que obtendrá, según lo presupuestado, más de 1.100 millones de euros. Supone un incremento de más del 60% respecto a los presupuestos de un año antes.

En el lado opuesto en el reparto de las inversiones por Comunidades se encuentran La Rioja, que pierde un 40% respecto a los presupuestos del pasado año, Galicia, un 19% menos o Baleares, un 11%. También Cantabria, País Vasco o Ceuta ven recortada su inversión.

En otros apartados de reparto de los presupuestos entre las Comunidades Autónomas, el de las transferencias, el Estado las incrementará en 2.250 millones de euros. En concreto, destinará 28.234 millones de euros, un 8,7% más que lo presupuestado en 2018.

Estos importes dependerán menos de los sistemas de financiación, como fondos de suficiencia o compensación y más de los convenios y programas de bienes y servicios por parte de Ministerios, que crecen en mayor ritmo. En este sentido, destacan las partidas destinadas al fomento del empleo y a las políticas sociales, que crecen un 18% y un 32%, respectivamente.

En el caso de los entes locales, recibirán 18.320 millones de euros por transferencias del Estado. En este caso el incremento es del 7,3%



[ad_2]

Source link