La Delegación del Gobierno en Madrid ha cifrado en 3.994 las viviendas ocupadas ilegalmente en la región. De ellas 2.521 en la capital, y ha anunciado que apuesta por “la pronta denuncia” de las ocupaciones para luchar contra este problema que es “una prioridad”.

Según la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, en la demarcación de la Policía Nacional hay actualmente 3.641 viviendas ocupadas, de ellas 1.120 en municipios, y en la demarcación de la Guardia Civil, otras 353 viviendas, ha dicho en las Jornadas sobre Viviendas Ocupadas Ilegalmente que ha celebrado este miércoles la Federación de Municipios Madrileños (FMM).

“Somos conscientes de los conflictos de convivencia que ésta práctica delictiva genera y entendemos la preocupación y malestar de los vecinos de los entornos donde se producen”, ha manifestado Dancausa.

Por ello, desde la Delegación se promueve la pronta denuncia por parte de los propietarios, ya sean particulares, empresas o la propia administración municipal, porque “cuanto más reducido es el tiempo de ocupación, menos inseguridad y menos conflictos soportan los vecinos”, ha afirmado.

La Delegación ha impulsado que las ocupaciones ilegales sean tratadas en juicios rápidos, y se han reducido los tiempos de recuperación de las viviendas, que antes rodaban los dos años, a una media de entre 15 días y 2 meses.

Desde que en abril de 2016, se pusiera en marcha la Oficina de Viviendas Ocupadas se han realizado 615 juicios rápidos que han permitido recuperar 1.355 viviendas, de las que 953 se han liberado en 2017, detalla en una nota de prensa. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.