Pablo Casado ha confirmado este jueves la intención del Partido Popular de frenar la expulsión de mujeres inmigrantes en situación irregular que den en adopción a su hijo mientras dure ese proceso de adopción incluyendo la iniciativa en una ley de apoyo a la maternidad como parte de su estrategia para fomentar la natalidad.

El presidente nacional del PP asienta esta medida en la voluntad de que durante su embarazo esas mujeres “tengan los mismos derechos que si estuvieran regularizadas”, garantizando la confidencialidad de aquellas que quieran dar a su bebé en adopción, igual que ocurre ya en algunas comunidades autónomas.

Casado, que ha recibido este jueves en Valladolid el premio al Personaje de Castilla y y León que mejor comunica que otorga la Universidad Europea Miguel de Cervantes, se ha referido a este asunto durante su discurso en la entrega del galardón ante la polémica que ha suscitado en estas últimas horas esa propuesta de los populares. Las críticas están basadas, según Casado, en “fake news” o noticias falsas. 

La voluntad del partido es la de incluir dentro de una ley de apoyo de la maternidad esa protección temporal a las sin papeles que ya se aplica en algunas comunidades como la propia Castilla y León. De esta forma las mujeres “independientemente de su nacionalidad”, están protegidas por las instituciones que durante el procedimiento de adopción deciden “no incoar” ningún tipo de procedimiento de expulsión, en caso de que estén residiendo en situación irregular en territorio español, tal y como marca la Ley de Extranjería. “Queremos llevarlo a nivel nacional y garantizar la protección del menor y de la madre”, ha dicho. 

Manteniendo ese anonimato sobre qué mujer decide entregar a su hijo en adopción, el PP se muestra dispuesto a evitar que, mientras dure el proceso, la mujer pueda ser expulsada del país. Una medida que “ya está en marcha” en algunas comunidades autónomas, por lo que ha afirmado no comprender la “polémica”. Más aún cuando “ONG, colectivos sociales e incluso en otros países” de la Unión Europea se muestran partidarios de tomar esta decisión en este tipo de casos.

Casado considera que se ha querido “tergiversar” el planteamiento, “diciendo que es un robo de niños o que a las mujeres se las utiliza como cobayas”. El presidente nacional del partido ha puesto como ejemplo el caso de la Comunidad de Madrid, donde “324  bebés han sido entregados en adopción gracias al programa No me dejes en la calle“, con “absoluta confidencialidad” y con un “encriptado de los datos” de las madres y de las familias adoptantes. 

Así, al presidente del PP le parece “lo más sensato” que esos programas sean aplicables también a las mujeres que “aún no tienen sus papeles en regla”. “Es solidario, es humano y es responsable, y es algo en lo que tenemos que ir todos remando en la misma dirección”, ha afirmado Casado. 

La polémica, según ha asegurado, llega después de que un medio de comunicación “en un pie de foto” cometió una equivocación. Esa situación, favoreció, según Casado, las “fake news” de las que afirma sentirse “víctima”. “Antes que político, soy persona”, ha justificado para pedir, ante la “barbaridad” y la “especial gravedad” de la polémica, “responsabilidad” a sus rivales políticos y “rigor” a los medios de comunicación.  




Source link

Deja un comentario