Carles Mundó (Vic, 1976) es un candidato a las elecciones del 21 de diciembre que no puede decir todo lo que quisiera. Cada vez que se le pregunta por la vía unilateral, trata de no entrar de lleno en la pregunta, pues su libertad depende en buena medida de poder acreditar ante juez su apuesta por el pacto y la bilateralidad.

En este clima de excepcionalidad, Mundó se explica sin rodeos sobre el resto de temas. Asegura que la apuesta de su grupo es investir a Junqueras, esté preso o no, tilda de “electoralistas” los ataques que reciben de JxCat por ello y considera que, si los independentistas ganan, el día siguiente a las elecciones la negociación con el Estado debe ser sobre la República catalana.

Usted ha sido responsable de prisiones como conseller de Justicia, y también interno en una cárcel. ¿Qué cambiaría en el sistema penitenciario si vuelve a la cartera de Justicia?

Lo más importante en un centro penitenciario es no olvidar nunca que allí hay personas. El objetivo es la reinserción y dar segundas oportunidades. Pienso modestamente que en Catalunya esto se está haciendo. Desde la experiencia de haber estado dentro, creo que se puede mejorar desde la vertiente personal y pensando en los que están fuera. Hay margen para mejorar el régimen de comunicación con el exterior, porque la sensación de aislamiento es muy fuerte.

ERC ha presentado  una moción en el Congreso apostando por una negociación con el Estado, que se votará en el primer pleno del año 2018. Si los independentistas ganan el 21D, ¿sobre qué se debería negociar?

Sobre lo que hayan dicho los ciudadanos con su voto. Las elecciones se hacen para conocer la opinión de los ciudadanos y, una vez la conocemos, la obligación de los gobernantes es cumplir con ello. Si a partir del 21 de diciembre los ciudadanos han decidido respaldar a las fuerzas que defienden la República, el sistema político español no puede rechazar ese resultado, debe hacer lo posible por cumplirlo. Y la mejor manera de lograr un acuerdo es a partir del diálogo, la negociación y el pacto. El ejemplo más claro de esto es Escocia.

Pero los votantes expresan diferentes cosas. Incluso si ganaran los partidarios de la independencia se podría decir que han ganado aún más los partidarios del referéndum. ¿Para ERC sería posible negociar un referéndum, o ya se decidió el 1-O?

Todo se puede negociar. Siempre hemos defendido que la solución optima era la del referéndum acordado. Hasta 18 veces ERC lo ha planteado en el Congreso y no nos importa hacerlo una decimonovena vez. Lo que no puede ser es que hagamos unas elecciones y, como no gusta el resultado, no sólo no se respete sino que se persiga a los ganadores.

Si el Estado no está dispuesto a entrar en una negociación bilateral, ¿está dispuesto a volver a la vía unilateral, como se ha dicho desde su candidatura?

Si esto ocurre estaré encantado de volver a hacer una entrevista y volver a darle mi opinión.

En un apunte de la Moleskine de Jové aparece usted apostando por poner énfasis a la ley de Transitoriedad. ¿Se aplicará esta ley si el independentismo gana las elecciones?

La primera consideración es que no he tenido ocasión de conocer el contenido de estas anotaciones. Una segunda es que se trata de unas anotaciones personales que pueden recoger fielmente o no las opiniones o ideas en relación de lo que se expresa en una reunión. Al final unas notas personales cada uno las toma a su manera. Todas las consideraciones que podamos extraer de unas anotaciones personales, para mí no son relevantes.

Carles Mundó d' ERC

Independientemente de lo que dicen las notas, ¿se debe recuperar la ley de transitoriedad?

Es importante ver el resultado de las elecciones. No participaré de hipótesis ni escenarios diversos, la mayoría parlamentaria que salga el 21D analizará el resultado y tomará las decisiones que considere. Nos conviene más buscar soluciones de naturaleza política, que saldrán del diálogo y el pacto.

El bloque independentista podría no tener 68 escaños. Si hay que entrar en una negociación con los ‘comuns’, ¿ERC podría negociar sobre la ampliación del autogobierno por la vía de la reforma estatutaria?

Tengo ciertas dificultades para entender exactamente cuál es la propuesta de los ‘comuns’ por su ambigüedad. Por otra parte, a ERC hace mucho que le queda lejos todo lo que tenga que ver con la reforma del Estatut. Es una fase que se superó hace tiempo y además se constató la dificultad de que se respetase lo votado primero por el Parlament y después por los ciudadanos de Catalunya. En todo caso lo que sí es deseable que haya propuestas, y es lamentable que por parte del bloque del 155 no se haga ninguna propuesta para atender la demanda de Catalunya. Es lógico que en un debate alguien plantee propuestas que el otro no puede asumir, lo que no es normal es que no se haga ni una.

JxCat dice que se restituirá al Govern, es decir, que se ha de investir a Puigdemont y él dice que está dispuesto a volver si esto ocurre. ¿Usted ve posible que se detenga a un presidenciable en la frontera?

Sería un despropósito. Como lo ha sido que personas inocentes estén y hayan estado en la prisión por delitos que no han cometido. La vía para afrontar la cuestión política que se plantea en Catalunya no puede ser el Código Penal, y hacerlo demuestra una gran debilidad e incapacidad.

Pero usted ha subrayado que Puigdemont no puede ser investido porque si vuelve a Catalunya será detenido.

Cuando digo que Puigdemont no podrá venir a Catalunya porque lo detendrán no digo solo una opinión mía, lo dijo el propio Puigdemont hace unos días en una entrevista a TV3. Creo que los tribunales españoles no dejarán de detenerlo y menos después de sentirse menospreciados por lo que consideran una huida. Las dificultades, por tanto, son enormes para acreditar ante el juez que no hay riesgo de fuga. Es evidente que las situaciones procesales no son iguales. Uno [Junqueras] está en prisión preventiva pero puede salir mañana mismo, y de hecho los motivos para mantenerlo son poco sólidos.

Por tanto, ¿considera que es más fácil investir a Junqueras que a Puigdemont?

Si hacemos un análisis jurídico, Junqueras no tiene ninguna limitación insalvable para poder ejercer el encargo que se le pueda hacer por parte del Parlament. Si los ciudadanos dan como ganadora la lista de Junqueras, sería extraño que no tuviéramos a Junqueras como primera propuesta a la investidura.

Y aquí JxCat dice que eso sería tanto como aceptar el 155.

Me parece un argumento electoral que seguramente busca confundir. Con los 86 años de historia de ERC es incomprensible que alguien pueda creer que tiene la más mínima simpatía por el artículo 155. Esto sólo se puede decir desde el electoralismo, porque ERC siempre ha puesto los intereses del país por delante, y por eso tiene a su presidente en la prisión.

El auto que a ustedes les sacó de prisión dejó dentro a Junqueras y Forn. ¿Cómo se lo explican, teniendo los mismos cargos y situaciones personales similares?

No hay razones jurídicas para explicarlo. Hemos rechazado en los recursos que se les mantenga en prisión preventiva para evitar, según dice el juez, que puedan generar una “explosión de violencia”. Esto no se sustenta jurídicamente y es ofensivo para personas que se han caracterizado por defender sus planteamientos políticos siempre por vías democráticas y pacíficas, y que han rechazado siempre la violencia. Por tanto, si no hay razones jurídicas hay otras razones. Hay mucha gente que piensa que el hecho de que Junqueras encabece todas las encuestas puede explicar que se le quisiera perjudicar políticamente para que no gane las elecciones. Si esto fuese así sería muy grave.

Usted está acusado por unos delitos que le pueden comportar 30 años de prisión. ¿Cómo se vive con ello?

Me parece un despropósito, entre otras cosas porque se nos acusa de unos delitos que no hemos cometido. Alguien puede pensar que esto lo digo yo porque ahora estoy inmerso en este proceso judicial, pero lo mismo dijeron 140 catedráticos y profesores españoles de derecho penal, que intuyo que no simpatizan con la independencia pero que, haciendo un debate estrictamente jurídico, entienden que estos delitos no se han cometido porque no se dan los elementos necesarios. Seguramente [presentar los cargos contra él] ha respondido a la voluntad de exhibir ante una parte de la ciudadanía una respuesta atemorizadora para que la gente tenga incomodidad de defender algunas ideas.

Carles Mundó d' ERC

Ustedes dicen querer un Gobierno lo antes posible. ¿Su candidata a la presidencia será Marta Rovira o primero intentarán investir a Junqueras?

Nuestro objetivo, y espero que sea el objetivo de todos, es que a partir del día 22 nos fijemos la urgencia de formar un gobierno fuerte en Catalunya, para responder a las necesidades de los ciudadanos y para superar el artículo 155. El artículo 155 ha supuesto la parálisis de las instituciones catalanas y por tanto un perjuicio a los servicios públicos. El candidato de ERC es Oriol Junqueras, es el cabeza de lista y es la persona que si, como dicen las encuestas, gana las elecciones, será la que propongamos a la investidura. No contemplamos la opción de no proponer a Junqueras a la presidencia si gana las elecciones.

Otra cosa es que, evidentemente, tenemos otra mucha gente en ERC con capacidad para dar una respuesta, y creo que forma parte de cualquier propuesta responsable analizar todos los escenarios. Es bueno que la gente sepa que, si no pasa lo que no debería de pasar, que es que Junqueras pueda ser candidato a la presidencia, hay previstas otras opciones.

Por aclararlo: ¿la otra opción es Marta Rovira?

Sí, así lo hemos dicho siempre.

¿Un president puede gobernar desde la cárcel?

Un president no debe gobernar desde la cárcel. Sería la vergüenza más grande que tenga que soportar el Estado español, porque creo que no tendría capacidad de convencer a nadie en el ámbito europeo e internacional que mantiene a un presidente electo en prisión provisional.

¿Por qué se cambió de criterio en el Govern sobre la Declaración de Independencia entre el 10 de octubre, cuando la dejan en suspenso, y el 27 de octubre, cuando la hacen vigente?

No hubo un cambio de orientación, el 10 no se decide una cosa y el 27 la contraria. Había un criterio coincidente en que lo que era relevante era el resultado del referéndum. El debate era sobre cómo se visualizaba, o cómo de daba forma, cómo se plasmaba ese resultado. Pero a partir del 1 de octubre ese es el debate, el fondo de la cuestión está tomada por los ciudadanos y así se entendía.

Una vez declarada la independencia, ¿por qué opta por quedarse en vez de marchar a Bruselas?

Fue una decisión individual de cada uno, cada uno tiene sus razones. Yo en ningún momento me planteé marcharme de mi casa, no tuve el dilema entre quedarme en Catalunya o irme fuera porque sólo contemplaba quedarme. Entre otras cosas, porque yo no tenía ninguna dificultad para explicarme ante quien fuera, ante la Justicia, porque estoy convencido de que no hemos cometido los delitos de los que se nos acusa.

Deja un comentario