Hace unos años viajé con mi familia por el mundo durante seis meses y aunque Bali no estaba a priori entre nuestros destinos, una oportunidad de intercambiar mi apartamento con una espectacular villa en esta isla de Indonesia modificó nuestro itinerario.

La propietaria, una australiana con cinco hijos, quería venir a mi casa durante cinco días pero nos ofreció que nos quedáramos en la suya más tiempo. Así que durante diez días disfrutamos de templos, arrozales, playas kilométricas y una casa que, en sí misma, ya era un sueño.

Se calcula que el ahorro puede estar en más de un 55% del presupuesto

Solo hace falta echar un vistazo a las páginas de intercambio Homeexchange o Guesttoguest, para ver las casas que ofrecen en este país o en cualquier otro destino. Y a partir de ahí, elegir lugar al que quieres ir pero también dejarte llevar y sorprenderte con las propuestas que te llegan.

Según datos aportados por ambas plataformas, más del 70% de sus usuarios son familias con una media de dos hijos cada una. En Catalunya ya hay más de 8.600 personas que utilizan este sistema basado en el consumo colaborativo cuyo lema es: “Viaja a cualquier sitio. Quédate gratis. Vive como un local”.

Vista del jardín desde una de las habitaciones de la casa de Bali Vista del jardín desde una de las habitaciones de la casa de Bali (@pequenosnomadas)

Una apasionada de esta manera de viajar es Laia Sabadell, que junto con su marido y su hijo de diez años ha realizado intercambios con su casa de Barcelona en más de 18 ocasiones. “Ya he perdido la cuenta”, nos dice en nuestra conversación telefónica. “He vivido experiencias fantásticas como recorrer Florida durante 25 días haciendo tres intercambios consecutivos que me permitieron conocer Miami, Tampa y Orlando. Pagar alojamiento durante tantos días además de vuelos y entradas al parque de atracciones me hubiera resultado imposible”.

Se calcula que el ahorro puede estar en más de un 55% del presupuesto. “Algo que también te permite viajar de una manera más relajada, si un día llueve pues te quedas en casa leyendo un libro y no pasa nada”, añade Laia quien entiende que dejar tu casa y más a un desconocido puede resultar una preocupación para mucha gente, “es lo más intimo y más privado que tenemos pero estos intercambios se basan en el respeto.

Cuando dejo mi casa, me llevo el ordenador y cuatro joyas que tengo pero todo lo demás lo dejo y nunca he tenido ningún problema. Una vez intercambiamos la cas con una pareja de fotógrafos y dejaron todo su carísimo material de trabajo en una habitación, ¡la manera con la que se ganaban la vida! y por supuesto que en esa habitación ni entramos.”

Una de las claves para encajar bien con esta manera de vacacionar, es ser flexible y estar dispuesto a viajar a otro lugar del previsto

Viajar así permite que los niños encuentren juguetes nuevos en la casa a la que vayan, las familias se dejan recomendaciones únicas sobre lugares para visitar que no conocen los turistas y muchas veces la relación que se forma con estos intercambios puede hacer que unos desconocidos se conviertan en amigos.

Una de las claves para encajar bien con esta manera de vacacionar es ser flexible y estar dispuesto a viajar a otro lugar del que tienes previsto. Ricard y Yolanda, una pareja de Barcelona, lo saben bien. El año pasado pretendían ir a las islas griegas en verano y aunque hay varias casas que se ofrecen ahí en temporada alta no estaban disponibles. “Recibimos una oferta de Berlín y acabamos pasando una semana en esa ciudad y luego completamos nuestro viaje con Estocolmo y Helsinki, algo completamente diferente a lo que estábamos buscando, pero fue un viaje súper interesante”, nos cuenta este investigador de mercados que junto a su pareja lleva más de 30 intercambios en los últimos cuatro años.

Según datos aportados por ambas plataformas, más del 70% de sus usuarios son familias con una media de dos hijos cada una

Conocer Guesttoguest les ha hecho viajar más. “Antes, por cuestión de presupuesto viajábamos sólo una vez al año pero desde que conocimos esta alternativa, podemos hacer más escapadas al año o quedarnos más tiempo en cada lugar, ya que el ahorro de dinero es considerable”.

Ahora se recorrerán medio mundo ya que en enero ganaron un premio de esta plataforma que les daba guestpoints ilimitados (que pueden utilizar para canjear por alojamiento) durante un año. Excusa perfecta para pedir una excedencia y realizar el viaje de su vida en el que pretenden recorrer desde la India, Tailandia, Vietnam hasta llegar a Australia.

Ricard y Yolanda recorerán el mundo gracias al premio de Guesttoguest Ricard y Yolanda recorerán el mundo gracias al premio de Guesttoguest (Ricard y Yolanda)

Cada plataforma funciona de una manera. Mientras en Guesttoguest es gratuito inscribirse y solo por completar tu perfil y el de tu casa ya te dan 750 guestpoints para comenzar a probar la experiencia durante cinco ó seis noches sin necesidad de alojar en tu casa previamente, en Homeexchange inscribirse cuesta 130 euros al año para hacer un numero de intercambios ilimitado. Estos pueden ser simultáneos o no y recíprocos o a cambio de un “globo”, algo que puedes conseguir intercambiando tu casa y más tarde intercambiando ese “globo” por una casa en la que te quieras quedar.

Barcelona lidera el ranking como el destino que más personas eligen para viajar de esta original manera y ya hay más de 400.000 casas en 180 países del mundo disponibles para alojarte a ti y a tu familia durante las próximas vacaciones. ¿Te animas?

Barcelona lidera el ranking como el destino que más personas eligen para viajar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.