Un total de 12 personas, de entre 2 y 29 años, fueron encontradas esposadas, con candados y cadenas, a sus camas en la ciudad de Perris en California (EE.UU.).

El hallazgo se produjo, luego de que una adolescente de 17 años lograra escapar de la residencia, la madrugada del domingo, y llamara al 911 con un teléfono que pudo sacar de la casa, reseñó ABC7.

Imagen ilustrativa

Tras la llamada, investigadores del Departamento de Policía de Perris y el Departamento del Sheriff del Condado de Riverside entrevistaron a la adolescente, que por su grado de desnutrición parecía una niña de 10 años. Posteriormente fueron hasta el domicilio para contactar a sus padres y ahí encontraron al resto de las víctimas, sucias, desnutridas y malolientes. De las 13 víctimas, 7 eran mayores de edad y 6 menores.

Los uniformados arrestaron, con los cargos de tortura y peligro para los niños, a los padres David Allen Turpin, de 57 años, y Louise Anna Turpin, de 49. Los captores fueron trasladados al Centro de Detención Robert Presley y se les fijó una fianza de 9 millones de dólares a cada uno.

Se desconoce aún el motivo por el cual encerraron a sus hijos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.