Si os gustan las verduras y queréis extraer lo mejor de ellas, tenéis que conocer de cerca la cocina de Rodrigo de la Calle, chef del restaurante El Invernadero de Madrid, veréis que con ellas y con pocos ingredientes más hace platos exquisitos. Juega con los distintos métodos de cocción, exalta cada uno de los productos con sus procesos de elaboración, combina lo bueno con lo mejor dando como resultado el equilibrio, y para el comensal, el placer en cada bocado. Probadlo, en su casa, pero cuando podáis. Mientras tanto, podéis hacerlo tomando nota de sus recetas, como la de esta calabaza rustida con queso azul.

No es nada difícil de elaborar y seguro que descubriréis una forma nueva y diferente de comer calabaza. Como veréis a continuación, no necesitáis ingredientes innombrables ni utensilios de cocina fuera de vuestro alcance. Calabaza, cebolla, berros, queso azul, nueces de macadamia, aceite de oliva virgen extra, Pedro Ximénez… Con estos ingredientes podréis elaborar un entrante festivo para una comida especial. De acuerdo, quizá no a todos les gusta el queso azul aunque combina maravillosamente con la dulce calabaza, pero no habrá problema en sustituirlo por otro queso que sea del agrado del comensal, las notas lácteas siempre van bien con esta hortaliza. Así que tomad nota de la receta de Calabaza rustida con queso azul de Rodrigo de la Calle y disfrutad haciendo vuestra versión.

Ingredientes (6 personas)

  • 1 calabaza butternut
  • 1 cebolla tierna
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal
  • 125 gramos de Pedro Ximénez
  • 250 gramos de queso azul (Roquefort o similar)
  • c/n de berros
  • 50 gramos de nueces de macadamia.

Elaboración

Para las calabazas

Cortar la calabaza a la mitad longitudinalmente y quitarle todas las semillas, pelar cortar en juliana la cebolla. En una placa de horno con papel sulfurizado, disponer la cebolla y colocar encima la calabaza con la carne hacia arriba, sazonar con sal y aceite de oliva virgen extra y asar en el horno a 170º C durante 1 hora y cuarto. Pasado este tiempo, retirar con mucho cuidado la pulpa de la calabaza sin romperla demasiado y reservar.

Para la salsa

En la placa donde se han asado las verduras, quitar el papel sulfurizado y dejar las cebollas y el resto de la calabaza, poner al fuego u otra vez al horno junto con el vino Pedro Ximénez unos dos minutos para desglasar la placa. Recoger el jugo restante, colar y poner a punto de textura demi glace (reduciendo en un cazo al fuego). Podemos añadir algo mas de aceite de oliva virgen extra si fuera necesario, para que parezca un jugo cortado.

Acabado y presentación

A la hora de servir, hornear unos minutos la calabaza para que tenga temperatura. Presentarla caliente en el plato llano aderezada generosamente con la salsa. Encima colocar el queso azul desmenuzado, a temperatura ambiente y unas hojas de berro. Terminar con unas nueces de macadamia ralladas con un Microplane.

Foto | Makro




Source link

Deja un comentario