Durante estos días de verano en los que Buenos Aires vive temperaturas que casi alcanzaron los 40 ºC, el Gobierno de la capital de Argentina inauguró una ‘piscina’… al menos, eso parecía según unas fotografías áreas.

En realidad, se trata de una alfombra antideslizante azul con duchas y juegos de agua instalada sobre el césped de Buenos Aires Playa, una iniciativa oficial que esa ciudad lleva a cabo desde hace varios años y busca simular la existencia de un paisaje marítimo.

Inmediatamente, esa presunta pileta provocó burlas y enojos entre los usuarios de redes sociales, algunos de los cuales señalaron al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

La dirigente social Milagro Sala, presa desde hace casi dos años y cuya encarcelación ha sido condenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dedicó una crítica irónica a ese político.

Al frente de la organización Tupac Amaru, Sala encabezó durante años la construcción de miles de viviendas y otras infraestructuras —incluidas 18 piscinas— para los sectores más desfavorecidos de la provincia argentina de Jujuy.

Sala recordó que Rodríguez Larreta inauguró una pileta “que en realidad es una alfombra”, mencionó las piscinas que construyó su organización —”entre ellas la del Parque Acuático, que es la más grande del noroeste argentino”— y le indicó que puede contar con ella si necesita “algún tipo de asesoramiento” porque “no soy rencorosa”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.