Más de un centenar de avisos en 50 provincias españolas, todas menos las dos de Canarias, tendrán este miércoles aviso de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por viento, nevadas o fuerte oleaje, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, el viento tendrá bajo aviso a 49 provincias de todo el país y de estas, un total de 21 tendrán riesgo importante, ya que esperan vientos de 90 hasta 110 kilómetros por hora. Se trata de las provincias de Asturias, León, Burgos, Palencia, Cantabria, Álava, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, Barcelona, Lérida, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada, Jaén, Mallorca, Ibiza y Formentera.

Mientras, el aviso por viento será de color amarillo en La Coruña, Lugo, Orense, Ávila, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Madrid, Vizcaya, Guipúzcoa, La Rioja, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Cáceres, Badajoz, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, Sevilla, Ceuta, Melilla y Menorca.

Además, el aviso de riesgo por nevadas afectará a un total de 17 provincias y en seis de ellas el riesgo será de color naranja. Se trata de Asturias, León, Palencia, Navarra, Cantabria y Huesca, donde se pueden acumular entre 15 y 30 centímetros de nieve, según las zonas.

También tendrán riesgo de nevadas, pero de color amarillo, en las provincias de Orense, Zamora, Segovia, Ávila, Soria, Burgos, La Rioja, Madrid, Lérida, Cuenca y Guadalajara, donde las acumulaciones serán de menor cantidad y espesor.

En cuanto a los avisos por fenómenos costeros, afectarán este miércoles a un total de 19 provincias. Con aviso de riesgo importante estarán Pontevedra, La Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Gerona, Tarragona, Mallorca, Menorca, Almería y Granada, donde el oleaje puede alcanzar los 7 u 8 metros de altura. Además, tendrán aviso amarillo en las provincias de Cádiz, Málaga, Melilla, Murcia, Alicante, Castellón, Barcelona, Ibiza y Formentera.

Este miércoles, con la llegada de la borrasca profunda Bruno, la AEMET prevé precipitaciones localmente persistentes y ocasionalmente tormentosas en el área cantábrica y Pirineos y nevadas en zonas montañosas. Al mismo tiempo, soplará viento fuerte o con rachas de muy fuerte en los litorales y zonas altas de la Península y Baleares.

Según la predicción, el cielo estará muy nuboso o cubierto en la mayor parte de la Península con lluvias o chubascos que afectarán principalmente a la mitad norte y Baleares y que en el Cantábrico oriental y Pirineos pueden ser ocasionalmente tormentosos y localmente persistentes.

Así, las precipitaciones tenderán a remitir en general durante la hoy salvo en el extremo norte, volviendo a intensificarse durante la tarde en ambas mesetas. Mientras, en el litoral mediterráneo no se esperan precipitaciones y en Baleares la probabilidad de chubascos se mantendrá durante las primeras horas del día. En Canarias se esperan intervalos nubosos con posibilidad de lluvias débiles en el norte de las islas de mayor relieve.

Respecto a la cota de nieve, señala que bajarán hasta 800 – 1.000 metros en zonas de montaña en el tercio norte, ocasionalmente hasta los 600 a 700 en Pirineos y de 1.000 a 1.200 metros en el resto de la mitad norte. En la mitad sur las nevadas caerán por encima de 1.200 a 1.500 metros.

En cuanto a las temperaturas, las diurnas descenderán en el Cantábrico y Pirineos; subirán en la meseta Sur y oeste de Andalucía y sin cambios en el resto. Mientras, las nocturnas ascenderán en el tercio occidental peninsular y se producirán heladas en áreas de montaña de la mitad norte de la Península.

Finalmente, el viento soplará de componente oeste fuerte con intervalos de muy fuerte en la Península y Baleares con rachas muy fuertes en los litorales y zonas altas de la Península y Baleares, tendiendo a amainar durante la tarde. En Canarias, viento del noreste.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.