El Gobierno de Brasil decretará emergencia en el estado de Roraima, colindante con Venezuela, según anuncio del ministro brasileño de Defensa, Raul Jungmann. La medida fue catalogada como indispensable para incrementar la presencia castrense y el ámbito de sus funciones ante el creciente flujo migratorio proveniente del vecino país, cita Reuters.

En declaraciones al diario Folha di S. Paolo, el titular de la cartera militar especificó que el propósito es duplicar el número de los elementos del Ejército participantes en la operación humanitaria, llevándolo a 200. Además, las Fuerzas Armadas coordinarán todas las medidas que sea preciso adoptar en respuesta a la reciente llegada de 40.000 venezolanos a esa entidad geográfica.

Muchos de los inmigrantes tratan de atravesar la frontera sin pasar por el control fronterizo, resaltó. Por tal motivo, el Gobierno creará nuevos puestos de control en Roraima.

La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, y el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, durante las negociaciones en Santo Domingo. 31 de enero de 2018.

Enfoque selectivo

Tras una reunión con Jungmann y el presidente de Brasil, Michel Temer, otro miembro del Gobierno federal, Torquato Jardim (Justicia), explicó que la concentración de los militares cerca de la frontera no pretende detener el flujo migratorio, sino ordenarlo.

Las autoridades llevarán a cabo una “selección para saber quién está llegando y qué clase de ayuda precisa cada uno. Unos necesitan asistencia médica, otros ya están mejor calificados para conseguir empleo”, dijo Jardim. Algunos migrantes “pueden ser útiles”, ante todo para otros venezolanos dentro de su comunidad en Brasil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.